La nueva publicación del grupo también exige una Cuba sin Castros.

DDC, La Habana
Grafiti reivindicado por Clandestinos.
Grafiti reivindicado por Clandestinos. CLANDESTINOS / FACEBOOK.

 

—Este miércoles, el grupo incógnito Clandestinos envió un mensaje a Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en una nueva publicación compartida en sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram.

“Díaz-Canel, hay hambre”, “El pueblo tiene hambre”, “No + Castros” y “Leche para los niños” son algunos de los grafitis presuntamente escritos por Clandestinos en varios muros hasta ahora no identificados, en La Habana.

El pasado 2 de enero, el grupo Clandestinos salió a la luz pública tras compartir en redes sociales varias imágenes de bustos de José Martí manchados de pintura roja, una metáfora de “la nación sangrante”, según varios usuarios de Facebook y Twitter.

“Así amaneció La Habana”, publicó ese día Clandestinos. “Calentamos La Palma, la Policía del Cerro, el Latino, Alta Habana y otros”, en un post acompañado por las etiquetas #LlegóLaHora, #Clandestinos y #ElCambioesYa.

De inmediato, las publicaciones generaron una intensa polémica en la que han coincidido lo mismo opositores del Gobierno que voceros del régimen.

“Tirar pintura roja sobre Martí me parece cuando menos una falta total de sentido político. El desespero de otros por gritar y gritar genera cada día más un escenario algo errático”, opinó el opositor cubano Antonio Rodiles en su perfil de Facebook.

Mientras tanto, el Presidente del Movimiento Juvenil Martiano de Cuba, Yusuam Palacios, adjudicó las acciones a “seres de alma baja” que “pretenden destruir la Revolución cubana” vulnerando sus “símbolos”.

Los hombres que ceden no son los que hacen a los pueblos, sino los que se rebelan… #Clandestinos #LlegoLaHora #ElCambioesYa

Publicada por Clandestinos en Miércoles, 8 de enero de 2020

Incluso, el 3 de enero Miguel Díaz-Canel compartió en Twitter un texto la poeta Teresa Melo, funcionaria de la Editorial Oriente, que bajo el título “No merece llamarse cubano quien mancilla su más profunda raíz”, publicó el sitio oficial Cubadebate.

No obstante, hasta este martes 7 de enero, cuando la revista estatal Bohemia confirmó la vandalización de uno de los bustos de Martí, que tuvo que ser restaurado, ningún medio oficial o independiente había confirmado las intervenciones públicas del grupo, aunque los periódicos estatales sí habían aludido al “ultraje” perpetrado contra Martí, la mayoría de las veces sin mencionar el nombre del grupo.

En esa ocasión, los trabajadores de Bohemia y de la Editorial Verde Olivo, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), llevaron a cabo “un acto de condena” contra “los vándalos que ultrajaron el busto de José Martí ubicado frente al edificio” donde se encuentran ambos medios de propaganda.

El mismo día en la noche, la periodista Leticia Martínez Hernández, reconocida como una de las voceras de Díaz-Canel, también publicó en sus redes sociales que “los imbéciles de Clandestinos” estaban “presos y confesos”.

“Ya reconocieron sus ultrajes al Apóstol y cuentan que están hablando hasta por los codos. Pobres, han durado lo que un merengue a la puerta de un colegio”, agregó.

Sin embargo, apenas dos horas después Clandestinos publicó en Facebook un nuevo mensaje: “Estamos bien, hermanos. Que se dejen de cuento”.

Justo a la hora en que la periodista de varios medios oficiales publicara la noticia sobre la supuesta detención del grupo, la cuenta de Clandestinos en Twitter alertó: “No se dejen engañar. Esto acaba de empezar. #ClandestinosCDP #LlegoLaHora. Pronto haremos un llamado nacional a todos los #Clandestinos en Cuba y todos los Clandestinos en el exilio”.

Poco antes, ya habían dirigido un mensaje al actual gobernante cubano: “Clandestinos somos todos, y no vamos a parar hasta que la dictadura de Miguel Díaz-Canel Bermúdez y los Castro liberen la voz del pueblo de Cuba”.

“Todos los jóvenes, levantarnos en pie es lo que toca, porque el futuro pertenece al pueblo, no a tu Gobierno. Díaz-Canel, la cuenta atrás empieza”, dijo una voz modificada a través de filtros de sonido, en un video publicado en redes sociales y atribuido a Clandestinos.

Mientras tanto, este miércoles la nueva publicación del grupo en Facebook había sido compartida más de 400 veces y había generado casi 1.000 reacciones. “Felicidades. Ya era hora. Para mí no es ofensa la pintura roja sobre nuestro Apóstol, para mí es rebelión contra la injusticia y maldad a la que está sometido nuestro pueblo”, escribió la usuaria Madelaine Oquendo.

“Me aterra pensar lo que van a hacer con ustedes si los cogen, mucho cuidado, por favor”, pidió, por su parte Glendy Figueroa.