Dos policías montan guardia en una calle del barrio de El Carmelo, La Habana (Foto: MSN).

 

 

El régimen, en vez de concentrarse en la COVID-19, insiste en atacar a la prensa independiente, como si ejercer la crítica fuera una declaración de guerra.