Por Isabel van Brugen / La Gran Epoca | 15 de Diciembre de 2020.-

La resolución, que fue redactada por el elector Mark Ramsey, fue aprobada por 34 votos a favor y 4 en contra por los electores de Texas, quienes también condenaron a la Corte Suprema de Estados Unidos por desestimar una demanda interpuesta la semana pasada que cuestionaba los resultados de las elecciones, y que estaba encabezada por el fiscal general de Texas, Ken Paxton.

La resolución solicita a las legislaturas de Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin que anulen los resultados de las elecciones y nombren a nuevos electores que respalden a Trump. Según el Texas Tribune, los cuatro estados en disputa ya habían emitido sus votos electorales a favor de Biden.

“Cuando otros países se han enfrentado a un fraude electoral masivo, el resultado final ha sido un colapso de los derechos, un colapso de la economía y un inevitable deslizamiento hacia la tiranía”, dijo Ramsey, señalando que su resolución tenía por objeto mostrar cómo el país “puede volver a ser una luz brillante y no tomar un camino destructivo”.

Los 38 votos electorales de Texas fueron otorgados a Trump y al vicepresidente Mike Pence. Trump ganó el mayor estado rojo de la nación con el 52 por ciento de los votos en noviembre, siendo el margen de victoria más estrecho de un candidato presidencial republicano en el estado desde 1996.

Biden se dirigió a la nación el lunes por la noche y negó que hubiera habido fraude electoral en las elecciones de 2020. El exvicepresidente declaró que el Colegio Electoral le había dado la victoria y pidió a Trump que cediera.

“En total, la vicepresidenta electa Harris y yo obtuvimos 306 votos electorales, muy por encima de los 270 votos electorales necesarios para asegurar la victoria. 306 votos electorales es el mismo número de votos electorales que Donald Trump y Mike Pence recibieron en 2016. En ese momento, el presidente Trump calificó de aplastante ese cómputo del Colegio Electoral. Según sus propios estándares, estos números representaban una clara victoria en ese entonces. Y respetuosamente sugiero que también lo hacen ahora”, dijo Biden, según una copia de su discurso. “En Estados Unidos, los políticos no toman el poder, el pueblo les otorga el poder”.

Desde el día de las elecciones, Trump y otras personas han presentado demandas en varios juzgados que cuestionan el resultado de los comicios en seis estados. Algunas de las demandas incluían acusaciones de fraude generalizado, alegando en algunos casos que las máquinas de votación de Dominion Voting Systems fueron manipuladas a tal efecto.

“La integridad de nuestras elecciones permanece intacta”, añadió Biden. “Ahora es el momento de pasar página como lo hemos hecho a lo largo de nuestra historia”.

Ivan Pentchoukov contribuyó a la elaboración de este artículo