Zona Libre de Colón, Panamá. / E. MARTÍNEZ AFP.-

 

 

Casi la mitad de los ‘turistas de compras’ que viajaron a la Zona Libre de Colón en el primer semestre de 2019 eran cubanos.

DDC, La Habana 

—El gerente de la Zona Libre de Colón (ZLC), Giovanni Ferrari, expresó este lunes su preocupación por la caída del 13% del movimiento comercial en el área durante el último año e invitó a los turistas cubanos y de otras islas del Caribe a mantener su interés por viajar al país istmeño “para hacer sus compras”.

“En tiempos de crisis surgen oportunidades y las islas caribeñas pueden fortalecer la actividad de la zona franca colonense”, dijo Ferarri, de acuerdo con el reporte de la estatal agencia de noticias Prensa Latina.

Actualmente los empresarios panameños intentan promover los viajes de cubanos, boricuas, trinitarios, jamaiquinos y bahamenses a la ZLC. Además, Ferrari sugirió que los grupos económicos que tienen su sede en el Caribe pueden acceder a la compra de mercancías en Panamá y evitar importaciones desde Asia y Europa.

“Aunque las islas del Caribe son mercados pequeños, hay muchas de ellas que tienen un Producto Interno Bruto per cápita superior a los 30 millones de dólares”, dijo.

“El plan es ofrecerles [a sus habitantes] un paquete turístico que incluya giras al interior del país, a la ciudad capital y que visiten Colón para hacer sus compras”, apuntó.

Desde que Washington descartó la entrega de visados por cinco años a los cubanos, Panamá se convirtió en uno de los destinos preferidos de las llamadas “mulas” cubanas.

Sin embargo, en julio de 2019 el Gobierno panameño suspendió temporalmente la emisión de tarjetas de turismo que concedía hasta entonces a los cubanos. En ese momento una parte importante de las “mulas” de la Isla cambió su rumbo a Nicaragua, cuyo Gobierno había flexibilizado la entrega de visados en enero de 2019.

Tras la medida, la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón expresó su preocupación por el decrecimiento de los viajes de cubanos a Panamá.

“Todas las personas que llegan a Colón son bienvenidas y van a comprar. Hay gente que invierte 1.000 dólares, otras 3.000 dólares, del pueblo cubano que nos visita. El que más gasta, 5.000 dólares, porque no puede sacar más plata. Eso ha ayudado mucho a Zona Libre a mantenerse vigente”, afirmó el presidente de la Asociación de Usuarios de la ZLC, Daniel Rojas.

De hecho, en agosto de 2019 la administración de la ZLC, la mayor del continente, informó que el 40,1% de los 57.121 turistas de compras que ingresaron al emporio entre enero y julio pasado eran cubanos.

Las autoridades migratorias indicaron el pasado julio, tras suspender la tarjeta de turismo, que los ciudadanos cubanos podían solicitar “en el Consulado de Cuba en Panamá la visa estampada de turismo con los requisitos y procedimientos que establece la norma” vigente.

La tarjeta de turismo, con un costo de 20 dólares, podía ser solicitada en principio por ciudadanos cubanos con carné de cuentapropista, certificado de creadores (artesanos) o que hubieran viajado anteriormente a Panamá o a un tercer país y que no tuvieran visa estampada, para una permanencia de hasta 30 días en Panamá.

Sin embargo, las “mulas” cubanas recibieron un duro golpe cuando el Gobierno de la Isla restringió la importación de determinados productos (según un listado aprobado por el Gobierno) a través de una red estatal de unidades comerciales.