Xiomara Cruz Dama de Blanco, en terapia intensiva en Miami.-

 

Por Daniel Castropé / DLA.-

MIAMI.- Tres bacterias detectadas en análisis de laboratorio realizados a la Dama de Blanco Xiomara Cruz Miranda, quien logró salir de Cuba gracias a una visa humanitaria y en estos momentos se encuentra en el hospital Jackson Memorial, en Miami, podrían ser la prueba de que el régimen de La Habana habría inoculado algún agente patógeno a la activista opositora, dijo este martes el médico Alfredo Melgar, quien encabeza el equipo de facultativos que busca salvarle la vida.

Durante una rueda de prensa este martes, el galeno señaló que mediante una serie de exámenes se logró comprobar que en el organismo de la opositora están presentes las bacterias Klebsiella, pseudomona y micobacteria, tres gérmenes “muy agresivos” que, según el doctor Melgar, pudieron ser inducidos a Cruz Miranda a través de “una inyección”.

“Eso fue lo primero que dijo la paciente al llegar a Miami, y también lo dijo varias veces estando en Cuba, que le habían inyectado algo”, recordó el médico de origen cubano, quien aseguró que esa versión “es creíble”, aunque al mismo tiempo reconoció que determinar la forma cómo llegaron las bacterias al organismo de la Dama de Blanco “es prácticamente imposible”.

En ese sentido, el doctor Melgar manifestó que “una inyección no deja ni una marca” y explicó que otras formas de inoculación de un virus o bacteria son “por manipulación dental” o “ingestión de algún alimento contaminado”. También pueden contraerse “por contacto” con alguna persona infectada.

Habla el doctor Alfredo Melgar. Lo acompañan (de izq. a der.) Ramiro Collazo, Leticia Montero, Clara Iznaga y María Elena Alpízar.

Habla el doctor Alfredo Melgar. Lo acompañan (de izq. a der.) Ramiro Collazo, Leticia Montero, Clara Iznaga y María Elena Alpízar.

—Xiomara Cruz Miranda llegó a Miami el pasado 20 de enero como resultado de una campaña de solidaridad realizada dentro y fuera de la isla luego de que su estado de salud empeoraba cada día más por un diagnóstico de tuberculosis que generó dudas entre activistas por los Derechos Humanos.

En diciembre pasado, Clara Iznaga, hija de la activista, aseguró en declaraciones a DIARIO LAS AMÉRICAS desde la isla que “mi mamá una noche vio a un enfermero que le iba a poner algo en el suero y como se vio sorprendido, no lo hizo”. Luego se preguntó: “Si lo iba a hacer esa noche ese enfermero, se imaginan, ¿cuántas veces lo harían cuando mi mamá estaba dormida?”.

De acuerdo con el relato, ese episodio ocurrió cuando la Dama de Blanco y también miembro de la organización opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) se encontraba interna en el hospital Salvador Allende [antigua clínica Covadonga, localizada en la calzada de 10 de Octubre, en La Habana]. “A ella le inocularon algún virus”, sentenció.

El médico Melgar dijo este martes que las bacterias encontradas en el organismo de la activista “pueden ser eliminadas con antibióticos”, pero –lamentó– “ya el daño en el cuerpo de Xiomara está hecho y es muy grande sobre todo a nivel pulmonar”.

La Dama de Blanco es sometida a un riguroso tratamiento que incluye cinco tipos de antibióticos para combatir las bacterias que han afectado principalmente uno de sus pulmones. Además, se encuentra entubada y bajo sedación en terapia intensiva.

La activista Xiomara Cruz Miranda se encuentra grave de salud.

La activista Xiomara Cruz Miranda se encuentra grave de salud.

El daño que habrían causado las bacterias enunciadas por el galeno lo llevan a sospechar que la exprisionera política de 53 años pudiera padecer “leucemia o cáncer de pulmón”. Sin embargo, advirtió que solo con una serie de pruebas “más rigurosas” se podrá establecer cuál es su padecimiento.

Sobre ese aspecto, el doctor Melgar reveló que es necesario realizar tres estudios que por la debilitada salud de Cruz Miranda no han podido efectuarse. “Hacen falta una biopsia de médula ósea, una biopsia de pulmón con una aguja guiada por un escáner y una endoscopía”, explicó.

“Lo primero que se intentó fue hacer la prueba de médula ósea y no pudieron [los médicos que atienden su caso] porque ella [Xiomara Cruz Miranda] no soportó el estudio”, afirmó.

Las bacterias Klebsiella, pseudomona y micobacteria “son muy fuertes” y “producen inflamación e infección en órganos vitales como los pulmones, hígado, corazón y riñones”, acorde con el profesional en medicina interna.

Al referirse a la forma como actúa la dictadura castrista en contra de la oposición, el facultativo mencionó el caso del científico cubano Ariel Ruiz Urquiola, quien denunció a finales del año pasado en Frankfurt, Alemania, que el régimen imperante en la mayor de las Antillas le habría inducido el VIH a través de un suero intravenoso.

“Querían eliminarla”

El doctor Melgar y el equipo conformado por un pulmonólogo, un hematólogo y un intensivista tienen a su disposición el historial médico de los procedimientos realizados a la Dama de Blanco.

Tras revisar los documentos, los especialistas encontraron que “todos los reportes que entregó Cuba estaban llenos de contradicciones”. Incluso, según el médico Melgar, en algún momento le pidieron a Cruz Blanco “que se fuera a casa, pero que no usara el oxígeno porque supuestamente es malo”.

“Cómo se le va a decir a una persona que tiene un solo pulmón [trabajando bien] que no use oxígeno, teniendo una máquina de oxígeno que se le envió desde Miami. Si no usa oxígeno, se muere”, enfatizó.

Para el doctor Melgar hubo una “cadena de negligencias”, “desinterés por ver que es una disidente, que es una desafecta al régimen” y una “forma indirecta de eliminarla, como han hecho con otros”.

Los antibióticos que usaron en Cuba, de acuerdo con lo que ha revisado el doctor Melgar y su equipo, tampoco fueron correctos porque “no hicieron los estudios para determinar las bacterias que la están afectando”.

“Le dieron antibióticos al azar, a ciegas”, aseguró, al tiempo que dijo que durante su tratamiento en Miami lo primero que se hizo fue “aislar las bacterias” para determinar el uso de los antibióticos pertinentes.

Acotó que el hecho de que la Dama de Blanco ya no tenga fiebre, taquicardias y que la presión arterial se le haya estabilizado es “muy buen signo”. Por eso –sostuvo–, “hay que seguir batallando por ella con toda la tecnología médica y sobre todo con oración”.

El grupo que apoya las acciones para mejorar la salud de Xiomara Cruz Miranda está preparando una misa católica. Asimismo, se creó una cuenta en la página gofundme.com bajo el nombre de “Xiomara vive y quiere vivir”, cuya meta inicial de recaudo es de 10.000 dólares para coadyuvar en los gastos de la activista.

Clara Iznaga, quien también estuvo presente en la rueda de prensa junto a los activistas María Elena Alpízar, Leticia Montero y Ramiro Collazo, al comentar sobre el estado actual de su madre dijo que a pesar de que Cruz Miranda se encuentra entubada, “puede comunicarse por señas”.

La hija de la opositora se declaró agradecida por el respaldo que han recibido del exilio cubano y de personas de otras comunidades. “Yo la veo un poco mejor”, aseveró.

Finalmente, el doctor Melgar no vaciló en responder que si Cruz Miranda no hubiera arribado el mes pasado a Miami para recibir atención de primera “no hubiera sobrevivido”.