Las farmacias cubanas continúan registrando escasez de medicamentos (14yMedio).

Requieren del medicamento para eliminar una bacteria que tienen en sus estómagos

Por

—La falta de medicamentos en la isla ahora pone en peligro la salud de niños gemelos que fueron diagnosticados con una bacteria en sus respectivos estómagos y en las farmacias no se encuentra el fármaco para combatir este mal.

Su padre, Andris Herrera Labañino, expuso el caso en la columna “Acuse de Recibo” del periódico oficialista Juventud Rebelde en donde aseguró que ni las farmacias internacionales tienen en venta la Claritromicina recetada a los infantes.

Herrera Labañino comentó estar preocupado porque esa bacteria absorbe los alimentos consumidos por lo que los niños pueden enfrentar un grave cuadro de desnutrición.

En las farmacias le dicen que la Claritromicina no llega a la isla desde enero de este año, por lo que sus hijos no pueden tener un tratamiento completo que también incluye el omeprazol, amoxicilina y metronidazol.

“Estoy superpreocupado, pues los niños necesitan el medicamento para eliminar el parásito, y no tengo la solución. El médico orientó dar la Claritromicina junto a las demás pastillas, para que el proceso fuera exitoso”, señaló.

Andris Herrera Labaniño también explicó que los niños no pueden consumir los otros medicamento sin el que actualmente escasea en la isla, por tal motivo, pide ayuda para saber qué hacer o quién dirigirse para encontrar una solución.

En lo que va del año se ha reportado en Cuba la falta de más de 40 medicamentos necesarios para el tratamiento de diferentes padecimientos, entre ellos enfermedades graves, esto se puede constar en publicaciones de redes sociales donde cubanos denuncian esta escasez que suma a la de alimentos.

En las diferentes provincias de la isla para muchos ha sido difícil encontrar medicinas para el tratamiento de cáncer, osteoporosis y la diabetes, así como para otros padecimientos.

Mujeres y hombres de cualquier edad hace largas filas afueras de las farmacias, desde la madrugada, con la esperanza que hayan sido surtidas con los fármacos que les recetan por los médicos.

También se ha denunciado que dependientes de las farmacias venden los medicamentos en el mercado negro y además de que el régimen no paga a los proveedores por lo que han suspendido el envío de materias primas para que se puedan fabricar las medicinas a las isla.

Con Información de Juventud Rebelde