Por Charlotte Cuthbertson / The Epoch Times | 27 de diciembre de 2020.-

—Las próximas elecciones de segunda vuelta en Georgia operarán de la misma manera que las elecciones del 3 de noviembre, excepto por un cambio menor, dijo un portavoz de la oficina del secretario de estado.

Los condados pueden comenzar a contar las boletas ausentes y enviadas por correo dos semanas antes de la segunda vuelta del 5 de enero, dijo el portavoz a The Epoch Times.

Esta vez, sin embargo, se requerirá a partir del 30 de diciembre, una semana antes del día de las elecciones. En consecuencia, los resultados deberían publicarse mucho más rápido que en noviembre, cuando pasaron días antes de que estuviera disponible un resultado no oficial.

“Tuvimos algunos condados en las elecciones generales que no aprovecharon el tiempo extra y, como resultado, los estábamos esperando”, dijo el vocero. Dijo que algunos condados esperaron hasta el día de las elecciones para comenzar a contar sus boletas por correo.

En respuesta a las críticas de los observadores electorales que dijeron que no tenían un acceso significativo al proceso de conteo, el portavoz dijo que “la mayoría de las partes del proceso electoral están abiertas al público”.

“Pero la ley no requiere que tengan que estar lo suficientemente cerca de donde realmente pueden mirar en las boletas y hacer su propia opinión sobre si eso fue una marca para Smith o Brown”, dijo.

El secretario de Estado Brad Raffensperger, un republicano, ha dicho que las elecciones del 3 de noviembre se llevaron a cabo bien y que respalda los resultados. Sin embargo, dijo el 23 de diciembre que quiere que el estado deje de permitir el voto en ausencia sin excusas durante las elecciones, y dijo que el método “abre la puerta a una posible votación ilegal”.

Actualmente, cualquier persona que quiera votar por correo puede hacerlo solicitando una boleta de voto en ausencia, una disposición que ha estado vigente desde 2005, pero hasta este año solo la usaban entre el 5 y el 7 por ciento de los votantes.

“No tiene sentido cuando tenemos tres semanas de votación anticipada en persona disponibles”, dijo Raffensperger en una audiencia estatal el 23 de diciembre.

La votación anticipada para la segunda vuelta comenzó el 7 de diciembre y todas las boletas excepto en el extranjero deben emitirse o recibirse antes de las 7 pm del 5 de enero.

Las boletas en el extranjero y la curación de las boletas aún pueden ocurrir hasta el 8 de enero, pero se espera que el número de boletas en esas categorías sea bastante bajo, dijo el vocero. La curación de la boleta es más común en las boletas por correo, cuando el votante no ha firmado el sobre exterior. En este caso, la oficina electoral local se comunica con el votante y le permite corregir el error mediante una boleta provisional.

Al 22 de diciembre, ya se habían emitido más de 1,7 millones de votos en la segunda vuelta, dijo el portavoz.

La elección decidirá dos escaños en el Senado de Estados Unidos, así como el comisionado de servicios públicos del estado.

Los titulares republicanos del Senado, David Perdue y Kelly Loeffler, se enfrentan a los demócratas Jon Ossoff y Raphael Warnock, respectivamente. Actualmente, los republicanos ocupan 50 escaños en el Senado, mientras que los demócratas tienen 48.

Los resultados de las elecciones presidenciales de Georgia están bajo discusión a medida que han surgido acusaciones de fraude, desafiando la pequeña ventaja (12,670 votos) que tiene el candidato demócrata Joe Biden sobre el presidente Donald Trump.

El abogado Sidney Powell presentó una petición de emergencia a la Corte Suprema de Estados Unidos el 11 de diciembre en un caso que alega un “fraude masivo” en Georgia, incluido el relleno de boletas y la manipulación de votos.

El mismo día, la Corte Suprema archivó una apelación presentada por el abogado Lin Wood que afirma que las reglas electorales cambiadas inconstitucionalmente por funcionarios estatales podrían haber invalidado las papeletas de voto ausente.

Matt Braynard, director del Proyecto de Integridad del Votante, dijo el 10 de diciembre que entregó evidencia de más de 21.000 anomalías e irregularidades electorales a tres altos funcionarios de Georgia. La lista incluye a georgianos que habían enviado un formulario de cambio de dirección nacional, lo que indica que se habían mudado fuera del estado, pero que parecían haber votado en 2020 en el estado del que se mudaron.

Raffensperger dijo que envió 800 cartas de advertencia a personas que solicitaron una boleta para la segunda vuelta, pero indicaron que se mudaron fuera del estado.

“Que esto sea una advertencia para cualquiera que quiera venir a Georgia temporalmente para emitir su voto en la segunda vuelta o para cualquiera que haya establecido su residencia en otro estado pero piense que puede jugar con el sistema: lo encontraremos y lo procesaremos al máximo. alcance de la ley ”, dijo en un comunicado de prensa.

Raffensperger recertificó los resultados de las elecciones presidenciales de Georgia el 7 de diciembre, luego de un recuento manual y un recuento automático.