El inicio del próximo año puede ser una seria advertencia al régimen cubano sobre la importancia que tiene el exilio para la economía nacional. Una llamada de atención sobre nuestro derecho a opinar sobre la realidad nacional, criticar el mal ejercicio de los gobernantes designados y de promover los cambios sociales necesarios para el restablecimiento de las libertades en la Nación Cubana.

El futuro nacional depende de cada uno de nosotros. Demos el primer paso para la acción: un enero sin remesas a la isla debe indicarle a la Dictadura que estamos decididos a impedirles que repriman a nuestros hermanos en Cuba con nuestro dinero. Por larga que sea cualquier marcha, siempre empieza con EL PRIMER PASO!

Negarnos a ayudar a la Dictadura con nuestro dinero, puede ser el primer paso del camino hacia la libertad!

R. A. San Martín. (SM.)

El llamado de Alexander Otaola en Hola Otaola!