Combinación de fotos del jefe de Al Qaida en la Península Arábiga, Qasem al Rimi.-

 

Redacción Radio Televisión Martí.-

—La Casa Blanca confirmó el jueves que el líder de Al Qaida en la Península Arábiga (AQPA), Qasem al Rimi, murió en una operación estadounidense llevada a cabo en Yemén en enero, informó la agencia EFE.

“Por orden del presidente Donald J. Trump, Estados Unidos llevó a cabo una operación antiterrorista en Yemén que eliminó a Qasem al Rimi”, indicó La Casa Blanca en un comunicado.

La muerte de Al Rimi supone un golpe importante para AQPA, considerada una de las ramas más peligrosas del grupo terrorista Al Qaida, porque ha perpetrado atentados más allá de su base, en Yemén, casi siempre contra intereses de Estados Unidos, amplió la agencia.

The New York Times informó el viernes pasado que Washington creía haber matado al terrorista en un ataque aéreo que lanzó en enero en Yemén, después de meses de rastrearle mediante vigilancia aérea y otros métodos de inteligencia.

Al Rimi, un yemení de 41 años, era “uno de los fundadores y líder de Al Qaida en la Península Arábiga, y lugarteniente del líder de Al Qaida, Ayman al Zawahiri”.

Formaba parte de ese grupo terrorista desde “la década de 1990, cuando trabajó en Afganistán para Osama bin Laden”, amplió EFE.

El pasado domingo, AQPA reivindicó la autoría de un ataque a principios de diciembre en el que murieron tres personas, y que fue perpetrado por un integrante de la Fuerza Aérea saudita que estudiaba en una base militar de la Florida.

 

En esta fotografía de archivo del 8 de diciembre de 2019, soldados de la Fuerza Aérea trasladan un contenedor especial con los restos de una de las víctimas del ataque terrorista en la base de Pensacola, Florida.
En esta fotografía de archivo del 8 de diciembre de 2019, soldados de la Fuerza Aérea trasladan un contenedor especial con los restos de una de las víctimas del ataque terrorista en la base de Pensacola, Florida.

 

“Bajo el mando de Al Rimi, AQPA cometió graves actos violentos contra civiles en Yemén e intentó lanzar e inspirar numerosos ataques contra los Estados Unidos y nuestras fuerzas”, indicó la declaración.

La muerte de Al Rimi “degrada aún más a AQPA y al movimiento global de Al Qaida, y nos acerca más a eliminar las amenazas que presentan estos grupos para la seguridad” estadounidense”, amplió la declaración.

“Estados Unidos, nuestros intereses y nuestros aliados están más seguros como consecuencia de su muerte. Seguiremos protegiendo al pueblo estadounidense al perseguir y eliminar a los terroristas que intentan hacernos daño”, concluyó el documento.

De acuerdo con The New York Times, la CIA localizó el pasado noviembre a Al Rimi gracias a un informante en Yemén, y empezó a rastrearle mediante drones de vigilancia.