Otero Alcántara ha sido víctima de una campaña de difamación y hostigamiento orquestada por el Gobierno cubano, sostienen los firmantes. (14ymedio).-

Un grupo de intelectuales firman una misiva de apoyo al artista, en prisión provisional en Valle Grande.

 

 

—Un grupo de artistas, profesionales del arte y la literatura, editores, periodistas e intelectuales cubanos y de otras nacionalidades han suscrito una carta en apoyo al artista Luis Manuel Otero Alcántara, que cumplió este miércoles 72 horas detenido. El juicio sumario se celebrará en menos de diez días según revelaron esta semana los miembros del colectivo San Isidro al que pertenece el artista.

“Queremos aclarar que Otero Alcántara ha sido víctima de una campaña de difamación y hostigamiento orquestada por el Gobierno cubano como parte de su implementación del Decreto 349”, reza el texto.

La carta, que busca reunir muchas más firmas a través de una petición online en la plataforma Avaaz.org, fue difundida este miércoles y ya ha sido rubricada por artistas como Tania Bruguera, Coco Fusco, Heidi Hassan, Carlos Lechuga, Reynier Leyva Novo, Carlos Quintela,Magela Garcés o la curadora de arte Solveig Font Martinez. Entre los periodistas que han brindado apoyo al Otero Alcántara están, entre otros, Carlos Manuel Álvarez, Mónica Baró y Luz Escobar.

Luis Manuel Otero Alcántara se expone a una pena de entre dos y cinco años de prisión por los delitos por los que es investigado: ultraje a los símbolos patrios y daños a la propiedad. Según contó el activista Michel Matos, también productor del Movimiento San Isidro, el artista fue trasladado a la prisión de Valle Grande este miércoles “por medida cautelar”.

Tras su detención hay una estrategia que fomenta “terror dentro del medio artístico y la sociedad civil, para así ganar la complicidad y el silencio de los artistas cubanos”

En la carta se denuncia que Otero Alcántara ha sufrido “múltiples desapariciones forzadas y detenciones sin supervisión judicial que son violaciones de los derechos humanos” y se tilda de invento la acusación por “maltrato a la propiedad”, cuyo fin es tratar al artista “como un criminal común”.

El grupo rechaza participar en cualquier intento del Estado de “perseguir y difamar a Otero Alcántara por el solo hecho de ser artista y reclamar sus derechos”, ya que considera que tras su detención hay una estrategia que fomenta “terror dentro del medio artístico y la sociedad civil, para así ganar la complicidad y el silencio de los artistas cubanos”.

“Nos negamos a cooperar con la represión policíaca y judicial. Nos negamos a testificar en contra de Otero Alcántara como persona, como ciudadano de conciencia cívica o como artista. La persecución de Otero Alcántara nos afecta a todos como artistas, como cubanos y como seres humanos que aman la libertad y que respetan a sus colegas ¡Liberen a Luisma!”, concluyen.

Las autoridades detuvieron a Otero Alcántara la tarde del pasado domingo para impedir que asistiese a la convocatoria de besada LGTBIQ ante el Instituto Cubano de Radio y Televisión por la censura de una escena de la película Love, Simon en la que dos hombre se besaban.

Durante el arresto, la curadora Claudia Genlui fue golpeada por una policía y lanzada al piso en la vía pública, según testimonio. Ella aclaró a los agentes que, con Otero Alcántara, iban a buscar comida porque la convocatoria se había cancelado pero su explicación no fue escuchada. Además, su celular fue requisado sin documentación o registro que lo acrediten.