La Finca de Los Monos en La Habana. (Archivo).-

La nueva obra está enfocada a los niños y el Gobierno enmarca su apertura en los 500 años de la capital cubana.

DDC, La Habana.-
Palacio Tecnológico Finca de los Monos.
Palacio Tecnológico Finca de los Monos. MARCELINO VÁZQUEZ ACN.

—La mansión La Quinta de Las Delicias, en el municipio Cerro, fue reinaugurada el domingo como Palacio Tecnológico Finca de los Monos, que el Gobierno enmarcó en las celebraciones del aniversario 500 de La Habana.

El espacio, diseñado para la interacción con la tecnología desde la diversión y el aprendizaje, según recogió el sitio oficial Cubadebate, ahora está ambientado con simuladores de aviones, cines 3D, áreas de robótica, árboles y monos parlantes.

La obra estuvo a cargo de la Empresa de Informática y Medios Audiovisuales (CINESOFT) que trabaja para masificar el acceso a las nuevas tecnologías, enfocado al público infantil.

El director general del Palacio, Iván Barreto Gelles, dijo que rescatar la finca fue una “enorme responsabilidad” y prometió hacer crecer una utopía parafraseando a Eduardo Galeano.

En el recinto destacan tres simuladores a tamaño real de un tren, un avión y un yate. El avión, convertido en un simulador que permite experimentar cómo sería pilotearlo en un supuesto viaje Habana-Santiago, cuenta además en su interior con una heladería.

El tren, por su parte, permite manejarse virtualmente desde la cabina y es “la casa del pan”, mientras que el yate permite navegar e ingresar en la bahía de La Habana.

La Finca también posee un pequeño campo de golf, un área de observación de aves, un parque hecho de gomas recicladas y un batey indígena.
Dentro de la construcción principal, que data del siglo XX, hay dispuesto un cine 3D y otro 12D, que transmite al espectador imágenes, movimientos y olores, un aula de idiomas, un área de robótica, un simulador de tiro y un cibercafé, entre otras áreas.

Como homenaje a su antigua dueña, Rosalía Abreu, quien hizo de su Quinta de Las Delicias el primer zoológico de Cuba, es posible ver en todo el terreno monos, muchos de ellos animatrónicos que interactúan con los visitantes. Uno de los árboles parlantes ofrece la bienvenida al parque con información e instrucciones útiles.

El nuevo parque tecnológico funcionará como Palacio de Pioneros de martes a viernes en las mañanas y luego abrirá al público, con ofertas gastronómicas.