A diario edificios y casas están en riesgo de derrumbe por la falta de mantenimiento.

 

Por José Antonio Gonzalez / Cubanos por el Mundo.-

—La Habana, capital y ciudad más poblada de Cuba, se muestra como si hubiese ocurrido las peores de las tragedias nucleares o naturales. Escombros, basura y desidia en sus calles.

Diario de Cuba publicó un video descriptivo en el que se ven paredes sucias en las edificaciones, algunas sin su techo, a medio derrumbe, con pilas de escombros y basura.

El abandono, la basura y miseria que se ve en las calles, dan muestra y fe de las malas políticas que el régimen cubano ha llevado por décadas. Según la publicación, los arquitectos han dado el término de «estática milagrosa» con la que explican el cómo han sido persistente los edificios, que desde hace años pudieron haberse desplomado.

Lo que en otrora fuese una ciudad en desarrollo y moderna de América ahora parece una ciudad de desolación, sin color, con falta de más de 200 mil viviendas, sin reparaciones importantes a la infraestructura, ni con intenciones de que el régimen lo haga en el sector.

La economía del país y la pobreza de los cubanos los lleva a vivir en viviendas declaradas inhabitables, pero que quizás para muchos es mejor que dormir en las calles de La Habana.

Recientemente tres jóvenes por un derrumbe de un balcón, sin importarle a la dictadura de Cuba, estos en cambio siguen construyendo hoteles de lujo en la isla, impulsando un negocio que sólo es para algunos privilegiados, mientras que los del interior del país viven las calamidades en las que los Castro llevaron a la perla del caribe

Redacción Cubanos Por el Mundo.