Policías cubanos. / CUBA SÍ.-

‘El noticiero tiene que parar inmediatamente de hacer esos ‘reportajes’, reclaman en redes.

DDC, Holguín 

—La Televisión Cubana sigue reportando operativos policiales contra presuntos hechos delictivos que el Gobierno ha llamado a no tolerar en tiempos de la pandemia del Covid-19.

En esta caso, desde Holguín se informó de la captura de un camión que trasladaba casi un centenar de sacos de arroz de procedencia dudosa. El periodista que hizo la cobertura improvisó un careo entre el chofer y el supuesto dueño de la mercancía, en una práctica que se ha vuelto reiterada en los últimos días y que los cubanos han bautizado jocosamente como “Tras la huella” en el NTV, en referencia al programa policial que produce el Ministerio del Interior para la Televisión en la Isla.

“El noticiero tiene que parar inmediatamente de hacer esos ‘reportajes-juicio.’ Contradicen principios elementalísimos del derecho, y del periodismo”, escribió en su perfil de Facebook la periodista cubana Mónica Rivero.

La prensa oficial hace énfasis en los operativos policiales y las sanciones que imponen las autoridades a empleados estatales que malversan, manipulan precios y roban alimentos. Además, insiste en culpar de la escasez a los presuntos revendedores de productos que escasean en las tiendas estatales, quienes en su mayoría trabajan con licencias otorgadas por el Gobierno y pagan impuestos por su actividad.

Miguel Díaz-Canel se refirió esta semana a “los revendedores y acaparadores” en las calles. “Contra esos también hay que actuar, aquí nadie puede estar haciendo actividad ilícita, aquí nadie está autorizado para vender ni revender nada, y no se puede permitir”, señaló.