Foto (Getty Images).-

En Cuba, en la calle y en las casas, los cubanos hablan de las elecciones en los Estados Unidos casi tanto como de la comida que escasea, del dinero que no alcanza y de los precios que no paran de subir.