La mayoría de los taxistas privados o boteros trabajan en carros americanos de los años cincuenta y viejos autos de fabricación soviética. (Yamil Lage/AFP/ Archivo).-

Por Tomás Cardoso para RTVMartí.-

—En las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Holguín y Santiago de Cuba hay una seria disminución de los viajes que ofrecen los transportistas privados, luego de la implementación el 1 de febrero de las nuevas medidas en el sector, y a las que se oponen estos cuentapropistas.

Un taxista privado o "botero" en una calle de La Habana. (Archivo)
LEE TAMBIÉN

Boteros en paro en la Habana tras entrada en vigor de nuevas regulaciones

En Santa Clara la mayoría de los choferes privados no está ofreciendo el servicio, y el Estado no tiene capacidad para enfrentar el déficit de transporte, dijo a Radio Martí el cuentapropista Yoel Espinosa Medrano.

“Están descontentos con esas medidas y de momento han decidido trabajar un poquito o no trabajar, pero esa fluidez de transportación de personas a través de los particulares no existe en estos momentos”, señaló Medrano.

Paro de transportistas privados se extiende a toda Cuba. RTVMartí.-

Vladimir Ríos Cruz, residente en Sancti Spíritus, en el municipio de Jatibonico, dijo que hay mucha presencia de inspectores y policías en las calles multando a los transportistas que no estén trabajando.

“Estuve hablando con varios de ellos. Les ofrecieron el litro de petróleo a 8 pesos (…) De Jatibonico a Sancti Spíritus, que cobraban 25 pesos, se lo pusieron a 15. En las máquinas que montaban 6 personas ahora tienen que montar 5, y en otras 4 (…). Definitivamente ninguno está de acuerdo con eso”, explicó.

También en la capital espirituana, el comunicador Adriano Castañeda, aseguró que los viajes intermunicipales son los más afectados.

Viajeros esperan en la terminal de ómnibus de Güira de Melena.
LEE TAMBIÉN

Crisis de transporte en Artemisa tras nuevas regulaciones a privados

“No están tirando (dando) viajes. Hay que pasar por los puntos de los amarillos (puntos de recogida de pasajeros controlados por el Estado) para ver la cantidad de personas aglomeradas ahí”, dijo Castañeda.

En Mayarí, en la provincia de Holguín, los privados desafían los precios topados con el alza del pasaje. Ahora en lugar de 5 pesos por un tramo local algunos cobran 10, afirmó la activista de la Corriente Martiana Teresa Miranda Céspedes.

Los transportistas de Santiago de Cuba consideran, entre otras quejas, que la tarjeta magnética es otra forma de control sobre ellos, dijo el académico Ángel Marcelo Rodríguez Pita.

“Cada cuentapropista tendrá que ir solamente a un punto que se le asigne y tendrá acceso a una cantidad limitada de combustible. Prácticamente es lo mismo que el sistema de la libreta de abastecimiento”, dijo.

Turistas pasean en un almendrón mientras varias personas esperan por el transporte público en una parada en La Habana.
LEE TAMBIÉN

Incertidumbre entre transportistas privados en Cuba por nuevas regulaciones

El Ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, criticó la decisión de los boteros de no respetar las nuevas regulaciones que impusieron precios topados al traslado de pasajeros en Cuba.