Colas en Cuba. ABC.-

Las autoridades actuaron contra casas donde se realizaban ‘juegos prohibidos’ y ‘cinco vallas de gallos ilegales’.

DDC, Camagüey 
—Solo en la provincia de Camagüey los tribunales procesaron a 145 personas en lo que va de 2019 supuestamente implicadas en especulación y acaparamiento de productos, delitos que el Gobierno considera como causa fundamental de la escasez de productos de primera necesidad que sufren los cubanos.

Según la información, publicada por el diario oficial Granma, la Policía ha emprendido tales “acciones (…) encaminadas al enfrentamiento de las ilegalidades e indisciplinas sociales.”

La Policía puso a disposición de los tribunales a personas “implicadas en especulación y acaparamiento, venta y receptación de productos industriales o artesanales”, dice la nota, que agrega que “se neutralizaron diez lugares destinados a elaborarlos y almacenarlos.”

Entre los productos decomisados, la información hizo mención de cerca de 2.300 litros de combustible, 520 de lubricantes y más de 11.500 toneladas de arroz.

También las autoridades actuaron contra tres casas donde se practicaban juegos prohibidos y “cinco vallas de gallos ilegales, por lo que se procesaron un total de 16 personas”, agregó el reporte.

El Gobierno ha recurrido a la represión contra los acaparadores de productos, a quienes, de conjunto con el sector privado y las sanciones del Gobierno de EEUU, culpa de las carencias, sin señalar al propio tiempo la ineficacia de un sistema económico incapaz de sostener en el tiempo las ofertas de productos y servicios.

Tras los tumultos que generó la reapertura del capitalino Mercado de Cuatro Caminos, a mediados de noviembre pasado, el Noticiero Nacional de Televisión culpó del caos a los acaparadores, los incivilizados y quienes se dedicaron a grabar los incidentes y a subir los vídeos en las redes sociales.

El mercado abrió el 16 de noviembre, día del aniversario 500 de la fundación de La Habana. En la misma jornada, su gestora, la corporación CIMEX, propiedad de los militares, tuvo que cerrarlo temporalmente “ante la masividad de público” y para “realizar ajustes”.