—Una joven cubana denunció la muerte de su bebé de dos meses por negligencia médica en un policlínico de Calabazar, en La Habana.

La Emmilianet Álvarez Sánchez falleció el pasado 30 de septiembre, luego de que en el policlínico no recibiera las atenciones necesarias, por falta de medicamentos y por la falta de competencias del personal médico, según la denuncia de la madre .

“Queremos que se haga justicia y que todos los culpables paguen por la muerte de la niña”, dijo la abuela de la pequeña.

La madre relató en un video publicado por las organizaciones Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y CubaDecide, que llegó con la bebé vomitando al centro médico de Calabazar, donde los médicos nunca la revisaron ni hicieron nada por ayudarla, aún cuando estaba presentando síntomas como la boca y los pies morados.

Cuando llamaron a la ambulancia para trasladarla al hospital infantil William Soler, el vehículo demoró más de una hora en llegar. Por si fuera poco, en el vehículo no había oxígeno para primeros auxilios.

Una vez que la abuela y la madre llegaron con la niña al William Soler, los médicos confirmaron que estaba muerta desde hacía un rato.

Hasta el día de hoy, ninguna autoridad médica ha visitado a la familia a ofrecer ni el pésame ni la explicación del incidente.

A la familia le dijeron que los responsables serían separados del trabajo y se celebraría juicio, pero por el momento los han visto trabajando en el centro “como si nada”.

El pasado año también falleció la niña de un año Paloma Domínguez Caballero, tras la aplicación de una vacuna triple vírica en el policlínico “Betancourt Neninger”, en Alamar.

Hasta el día de hoy sus padres están exigiendo justicia al gobierno cubano: “No se me cayó del balcón, ni se me cayó de la moto, ni la llevé a la playa y me descuidé. Yo fui a vacunarla para que no se me enfermara, podía haberlo hecho después, pero quise ir ese día. No puedo seguir viviendo con este sentimiento de culpa porque me voy a morir, me va a dar un infarto, no puedo. Alguien tiene que pagar por esto, pero tiene que pagar ya”, dijo la madre.

Luego de posponer el juicio a la enfermera responsable de este caso, el gobierno de la Isla acaba de anunciar que se celebrará el próximo 16 de octubre.

No pocos son los casos de negligencia médica que se reportan desde la Isla. El pasado año una joven murió en el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Sayas, en Santiago de Cuba, días después de dar a la luz a su segunda hija.

Los familiares de la joven apuntaron que en el parto la dosis de anestesia fue excesiva y le provocó “dos paros cardíacos de 10 y 15 minutos respectivamente”. A partir de ahí entró en un estado de coma del que ya nunca despertó.