La actriz Yerlin López. ARAUZ & LECLERE PROFESIONAL PHOTOGRAPHS FACEBOOK.-

 

Yerlin Pérez López se pregunta ‘por qué hacen a las personas hacer colas y gastar’ para adquirir alimentos en estado deplorable.

DDC, La Habana 

—La actriz cubana Yerlin Pérez López estalló en sus redes sociales por unas croquetas en estado deplorable que adquirió en Centro Habana, donde reside. El producto forma parte del módulo de alimentos que vende el Gobierno ante la pandemia del nuevo coronavirus.

“Amigos, este es mi aporte a los juicios ejemplarizantes del noticiero, pues nos invitan a denunciar lo mal hecho, pues allá voy”, inició su publicación en su perfil de Facebook.

Amigo este es mi aporte a los juicios ejemplarizantes del noticiero,pues nos invitan a denunciar lo mal hecho,pues allá…

Publicada por Yerlin Perez Lopez en Sábado, 23 de mayo de 2020

“Esto es parte del módulo famoso que están vendiendo en el municipio de Centro Habana, y quiero aclarar que un día oí que no era obligado comprarlo, es cierto, lo que no me parece justo es que venga en una jaba cerrada, y cuando la persona llega a su casa y lo abre se encuentra esto”, escribió.

Se preguntó si “no es mejor que nos digan que el país está atravesando una situación difícil, que no hay nada, a que te estafen de esta manera, porque es estafa”.

“Todos saben que se cobra, no se regala, si saben que muchos ahora no estamos trabajando y hay que ahorrar el poquito dinero que hay, porque hacen que las personas hagan cola para vender esto”, cuestionó.

Pérez actuó en varios programas humorísticos de la televisión cubana, como Pateando la lata, Deja que yo te cuente, en teleplays y telenovelas.

“(…) Está bueno ya de falta de respeto estoy empin… como diría un buen cubano que se respete, está bien, ya asumimos que no hay carne de puerco, por lo que sea, pero respétame, no me vendas comida para puerco”, reclamó.

Según la actriz, adquirió el módulo en la bodega que le corresponde en Espada y Humboldt, la unidad número 496.

Yunier Díaz, también se encontró con un horror como el que compró Pérez, en la bodega 053, de Neptuno y Perseverancia.

El actor Bárbaro Marín comparó las croquetas con corchos de botellas mal hechos.

“Qué horror por dios y siguen pidiendo sacrificios del pueblo. ¿Y esto además hay que agradecerlo como una revolucionaria limosna? Yo pensé que eran corchos de botellas mal hechos incluso llegué hasta pensar que era obra de un mediocre artista plástico, pero no hermanos, son croquetas”, comentó Marín.

“(…) Quien quiera comida decente , dígase cerdo, carneros, arroz, hortalizas, etc., que acerque su plato al televisor a la hora del noticiero. Allí hay de todo y para todos. ¡He dicho! ¡Arriba los pobres del mundo!”, concluyó.

“Yo me pregunto… Eso lo que nos toca? y por qué? ¡Yo no quiero eso, no me lo merezco! ¡Nadie se lo merece! ¡Es una vergüenza más que una ayuda, es comida para animales como bien dices… Quizás nos lo hemos ganado… y dónde están los puercos? Ahora que más hace falta la comida es cuando más camiones paran en el NTV… en fin… tengo muchas preguntas y presumo que no habrá respuestas”, consideró por su parte la también actriz Gelliset Valdés Rodríguez.