Osmany Dominguez y Yaima Caballero hablan desde México | Foto © America Tevé.-

 

Ernesto Morales

Ernesto Morales / CiberCuba.-


—“Nosotros necesitamos que por favor, nos ayude toda la comunidad a firmar esta petición de parole humanitario. Es la vía más eficaz que vemos para poder entrar a los Estados Unidos y estar en un lugar seguro, donde nos ofrezcan protección, que es lo que más necesitamos”.

Así dijo hoy Yaíma Caballero, madre de la bebita Paloma fallecida en Cuba tras recibir una vacuna PRS, en un breve video enviado a CiberCuba, donde confirmó que desde México ella y su esposo están solicitando refugio en Estados Unidos. Además, han impulsado una campaña en Change.org solicitando un parole humanitario.

“Hemos hecho muchas denuncias al gobierno cubano, al Ministerio de Salud Pública, hemos sido amenazados y no podemos regresar a Cuba, nuestras vidas realmente corren peligro. Y ahora estamos en México, un país que tampoco es seguro, y que para colmo este gobierno tiene muchos vínculos con el de Cuba”, señaló.

Los padres de Paloma explicaron que ya presentaron la solicitud de asilo en la frontera, pero les dieron fecha de entrevista para febrero próximo. Según Yaíma, esos cuatro meses en la situación de ellos serían agónicos y por eso están pidiendo un parole humanitario que aceleraría el proceso.

“Nosotros no nos fuimos de Cuba como se va cualquiera”, dijo telefónicamente. “Nosotros debimos huir de las amenazas y las represalias que ya estaban tomando en nuestra contra por denunciar que nos mataron a nuestra hija. Y estamos destrozados, ambos. Es por eso que necesitamos llegar a Estados Unidos, donde están otros familiares nuestros dispuestos a ayudarnos en todo”.

Desde Estados Unidos, la abogada Claudia Cañizares está representando ya al matrimonio, y ha lanzado una campaña en Change.org que ha recogido casi 1,000 firmas en las primeras 24 horas, solicitando esa entrada exprés.

Paloma Domínguez, de un año de edad, falleció tras infectarse con un estafilococo que entró a su organismo en la vacuna PRS suministrada en el policlínico “Betancourt Nenínger”. Luego de la tragedia, y ante el silencio de las autoridades durante varios días, Yaíma Caballero comenzó a denunciar su caso, y empezó a recibir amenazas.

“Me preguntaron que si yo sabía que por hacer falsas acusaciones sobre que mataron a mi hija, era un crimen, y que todo crimen se paga con la cárcel”, señaló. “Estoy segura que iban a querer callarme la boca, y además, antes de irme, varios vecinos me habían informado que mi casa estaba siendo vigilada, porque vivo en un barrio pequeño, y los extraños se notan a leguas”, comentó.

“No puedo regresar a Cuba, eso me quedó claro, al menos por ahora, pero ya yo dije allá todo lo que tenía que decir, y aquí seguiré exigiendo justicia para mi hija”, agregó Yaíma Caballero.

Si usted quiere firmar la petición formulada hoy para que concedan un parole humanitario a ambos padres de la niña Paloma, puede hacerlo mediante este link.