La agresión generó una contundente repulsa por parte de la población, “corrupto, descarado, abusador…” le gritaron al policía