Díaz-Canel inaugura una oficina de TeleSur en La Habana. / OFICINA DEL GOBERNANTE DESIGNADO DE CUBA.-

 

‘Se destruyen casas, balcones, mueren niños, se afectan familias y no hay cómo ayudarles’, dice un usuario en Twitter.

 

DDC, La Habana, 29 de enero.-

—Tras el derrumbe de un balcón sobre tres niñas habaneras de 11 y 12 años, Miguel Díaz-Canel Bermúdez se fue a inaugurar una oficina del canal TeleSur en la capital cubana, de acuerdo con el reporte publicado en la página web de la Presidencia.

El gobernante “asistió en la tarde-noche de este lunes a la primera transmisión de un noticiero en inglés producido en los nuevos estudios en La Habana de la multiplataforma comunicacional TeleSur”, reseñan los medios oficiales cubanos.

“Se destruyen casas, balcones, mueren niños, se afectan familias y no hay cómo ayudarles. Pero pa’ hacer política comunista aparece todo recurso, pa’ seguir adoctrinando y enajenando los pueblos hay $$$, inmuebles y jamás se menciona el bloqueo”, escribió el usuario de Twitter Dr. Nostradamus a Díaz-Canel.

El gobernante publicó la noticia sobre su participación en el “establecimiento” de la tercera oficina del canal multinacional en América Latina, pero hizo silencio sobre el fallecimiento de las tres niñas.

“María Karla Fuentes y Lisnavy Valdés Rodríguez, de 12 años, y Rocío García Nápoles, de 11 años, son la tres niñas que murieron aplastadas por el derrumbe de un centenario balcón sin mantenimiento”, recordó el usuario Taoro al gobernante cubano, que no respondió ninguno de los tuits.

“TeleSur, ¿no vas a reportar cómo marchaban Raúl Castro y Díaz-Canel mientras #3NiñasMuertas se lloraban a solo pasos de allí producto de la negligencia del gobierno cubano?, preguntó Juan Calesero.

El usuario se refiere a la participación de Díaz-Canel y Raúl Castro Ruz en la Marcha de las Antorchas, organizada cada enero por el régimen en el natalicio de José Martí y este año utilizada como “acto de desagravio” por el uso de la figura del Héroe Nacional que ha hecho el grupo Clandestinos.

Por su parte, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla también fue criticado en redes sociales por enviar sus condolencias al “pueblo de Estados Unidos” tras la muerte del exjugador de baloncesto Kobe Bryant en un fatal accidente de helicóptero, mientras callaba sobre el derrumbe que acabó con la vida de tres niñas en La Habana.

“Condolencias a las tres niñas que acaban de morir en el derrumbe de La Habana. ¿Hasta cuándo se van hacer los sordos? Cara dura… Ustedes no sienten nada por ningún pueblo!!!! Los vamos a tumbar”, le dijo Alex Zald al ministro de Relaciones Exteriores en Twitter.

TeleSur en La HabanaLa oficina inaugurada en la capital cubana se suma ahora a las de Caracas y Quito y “permitirá la diversificación de la producción de contenidos en español e inglés, esta última dirigida en especial a los países anglófonos del Caribe y de África”, asegura el portal de la Presidencia.

Según Díaz-Canel, la inauguración en Cuba de un centro de producción de contenidos de TeleSur “era una necesidad”. Además, “representa una respuesta al asedio y a las amenazas de que es objeto TeleSur en estos momentos”.

A mediados de enero de 2020, tras el anuncio del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, de “iniciar un proceso de reorganización y rescate” del canal multinacional TeleSur, controlado por el régimen de Nicolás Maduro, Díaz-Canel denunció en Twitter lo que llamó “amenazas contra la voz y la imagen de los pueblos que luchan y resisten la embestida imperial”.

Un día antes, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela había dicho en la misma red social que el canal con sede en Caracas “ha sido utilizado para promover la desestabilización de la región, respaldar grupos terroristas, atentar contra la democracia, mentir sobre Venezuela y defender a la dictadura de Maduro”.

Por su parte, la presidenta de TeleSur, la periodista colombiana Patricia Villegas, se jactó este lunes de la inauguración en La Habana de una nueva oficina de su canal, que está recibiendo un fuego cruzado “de balas reales y simbólicas”, dijo.

Asimismo, aclaró que el proyecto se llevó a cabo en “estrecha” colaboración con las instituciones cubanas. “Aquí nadie se identifica por si es de aquí o de allá, porque todos estamos unidos por el interés supremo de mantener y sacar adelante a TeleSur”.

El canal multinacional fue fundado en 2005 por el fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez, quien mantenía fluidos lazos con los gobiernos de izquierda y centroizquierda de América Latina. Aunque inicialmente la cadena dispuso del apoyo de un grupo más numeroso de naciones, actualmente solo cuenta con la participación de Nicaragua, Bolivia, Uruguay, Cuba y Venezuela.

Mientras que Argentina se desvinculó en 2016, el Gobierno de Ecuador, encabezado por Lenín Moreno, dejó de financiar a la cadena multiestatal en marzo de 2018, según informó el secretario de Comunicación del país sudamericano, Andrés Michelena, en declaraciones divulgadas en ese momento por la agencia francesa de noticias AFP.