Régimen de Cuba le decomisa la casa a una anciana de 90 años y la condena a un albergue / Foto: Collage Cubanos por el Mundo.-

Según la denuncia hecha en Facebook por la usuaria Maria de Jesus Soria Martínez, los funcionarios castristas emboscaron a la anciana, quien debido a su estado, no supo defenderse de los alegatos que le presentaron como excusa para retirarle la vivienda.

Por Henry Chirinos / Cubanos por el Mundo.-

—Una anciana de 92 años fue condenada a vivir en un albergue luego de que el régimen de Cuba le decomisara su casa en Arroyo Naranjo, La Habana.

Según la denuncia hecha en Facebook por la  usuaria Maria de Jesus Soria Martínez, los funcionarios castristas emboscaron a la anciana, quien debido a su estado, no supo defenderse de los alegatos que le presentaron como excusa para retirarle la vivienda.

“Esta es en la condición que el gobierno del municipio de Arroyo Naranjo de la ciudad de La Habana puso a una anciana de 92 años ,para ellos es mejor enviarla para un albergue y descomisarle la casa que pedir revisión de su caso donde hay pruebas y se sabe que todo a sido una injusticia”

Al parece el desalojo se debe a que un nieto de la anciana, que vivía en una habitación dentro del terreno de la vivienda, fue acusado de proxenetismo.

En ese momento, la mujer fue entrevistada por la Policía y no supo defenderse, ya que desconocía lo que hacía su nieto.

Aprovechándose de esto, el régimen cubano procedió a sacarla de la vivienda pese a su edad, y enviarla a un albergue.

“Pedimos al gobierno cubano que de la oportunidad de buscar un abogado y revisar nuevamente su caso , nunca pensaron que llegaran a tal punto de quitarle su casa después de tantos años ,no ha sido por ignorar las leyes sino por la manipulación del gobierno en ellas”.

La publicación informa además que el nieto de la anciana ya cumplió su condena, por lo que no ve motivos para proceder al decomiso de la casa.

“Ahora tres años después le llega una cita de la policía diciéndole que tenía que desalojar la casa por el caso de su nieto el cual ya había cumplido y toda la familia desconocía. Se aprovecharon de la discapacidad de una pobre anciana y cerraron el caso”.

Redacción Cubanos por el Mundo