Enseñar cómo evitar el contagio con el COVID-19 es una de las tareas que se hace cotidiana en el Círculo Infantil Los Criollitos, en Pinar del Río, Cuba, 19 de marzo de 2020. ACN FOTO/Rafael FERNÁNDEZ ROSELL/dir.-

 

Entre tanto, indicó que cada centro de educación cuenta con los implementos necesarios para “desinfectar” las superficies, algo que para ellos resulta suficiente.

Henry Chirinos / Cubanos por el Mundo.-

—A juicio del Ministerio de Educación de Cuba (MINED), no existen pruebas de “transmisibilidad entre cubanos» del coronavirus, razón por la que no cerrará sus más de 10 mil escuelas.

Entre tanto, indicó que cada centro de educación cuenta con los implementos necesarios para “desinfectar” las superficies, algo que para ellos resulta suficiente.

«Cada centro de educación cuenta con el cloro, la lejía y el hipoclorito de sodio necesarios para la desinfección de superficies. Se indicó higienizar los locales de las instituciones educativas y las superficies lisas: mesas, mouses y teclados de computadoras, puertas, pasamanos, y otras que durante la preparación se identifiquen como posibles vías de transmisión del virus», informa el Granma.

Sin embargo, se pide a los estudiantes llevar su “pedacito de jabón” a las escuelas, pero sin que ello “suponga una carga extra en los gastos familiares”.

La solicitud del MINED ocurre mientras en Cuba existe un alto desabastecimiento de productos de aseo.

RECOMENDADO: «Gente de Zona» en cuarentena: Randy Malcom pide cerrar fronteras

«Se sugiere que cada niño pueda llevar su pedacito de jabón a las escuelas sin que ello suponga una carga excesiva para los gastos familiares», apuntó Yanira Gómez Delgado, directora de Actividades Educativas Especializadas en el MINED.

Las medidas del MINED no garantizan el abastecimiento de agua en las escuelas, ya que en varios sectores de la capital falla constantemente.

Desde hace varios días, algunos padres cubanos han pedido en las redes sociales que se suspendan las clases en la Isla, pero los funcionarios siguen desoyendo los reclamos.

Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación de Cuba, afirmó que a menos que haya una situación extrema, no se cerrarán las escuelas.

Actualmente cuba tiene un millón 700 mil estudiantes, de los cuales a ninguno se les permite aplicar medidas de precaución propias, como el uso de tapabocas o guantes en las escuelas.

Redacción Cubanos por el Mundo