Dan Sullivan fue reelegido fácilmente, con más del 57% de los votos, según las proyecciones de las cadenas de televisión CNN y NBC. Su victoria confirma el buen desempeño del Partido Republicano en las elecciones al Congreso, que se celebraron el 3 de noviembre al mismo tiempo que las presidenciales que dieron la victoria al demócrata Joe Biden.

Con este triunfo, los republicanos acumulan 50 escaños contra 48 de los demócratas en esta cámara de 100 bancas.

Aún quedan dos lugares que se disputarán en una doble elección parcial el 5 de enero en el conservador estado de Georgia.

Los demócratas tendrían que ganar esos dos escaños para alcanzar a los republicanos, y darle al ganador de las elecciones presidenciales más libertad para implementar su política. Entonces sería la voz del vicepresidente electo la que decidiría los votos en caso de empate 50-50 en su rol como presidente del Senado.

No se puede aprobar ninguna ley en Estados Unidos sin luz verde de la Cámara Alta, que también tiene el poder de aprobar los nombramientos del presidente: sus ministros, embajadores y jueces, incluso ante la Corte Suprema.

Respecto a la carrera presidencial, el presidente Trump logró los tres votos electorales de Alaska, indicaron este miércoles los medios estadounidenses, pero esa victoria no cambiaría la tendencia por ahora respecto al resultado general de las elecciones.