Cola frente a un banco en Cuba. EFE.-

‘Me dicen que debo anotarme en un listado para extraer’, denuncia una habanera.

 

 

DDC, La Habana.-

—Odalis Jaramillo Arabí, una cubana residente en el municipio de Santos Suárez, en La Habana, denunció la imposibilidad de extraer dólares estadounidenses de su propia cuenta bancaria.

“Insólito. Guardo mi dinero en dólares americanos en el banco y a la hora de sacar, me dicen que debo anotarme en un listado para extraer”, escribió en su muro de Facebook.

“Cómo se entiende que si es mi dinero, no lo pueda sacar cuando lo necesite y solo esperar a que ellos me llamen a mi fijo o móvil. Parece increíble, pero esto ocurre en los bancos de Cuba”, se quejó.

Jaramillo Rabí apuntó que esta situación le hizo perder toda confianza en las instituciones bancarias del Estado cubano: “Les dije que cuando llegara (…) lo retiro todo”, comentó.

Insólito. Guardo mi dinero en dólares americanos en el banco y a la hora de sacar, me dicen que debo anotarme en un…

Publicada por Odalis Jaramillo Arabí en Domingo, 3 de noviembre de 2019

Esta irregularidad pone en entredicho las promesas de las autoridades, que en las últimas semanas han asegurado a las personas que hagan depósitos en moneda libremente convertible en sus bancos la posibilidad de extraer las sumas sin dificultad.

La apertura de cuentas bancarias con denominación en dólares y respaldo en casi una decena de divisas extranjeras ha sido el procedimiento concebido por el Gobierno para captar parte del dinero que se fuga de Cuba a través de las importaciones que los ciudadanos conocidos como “mulas” realizan, así como el medio de pago en las nuevas tiendas recién creadas.

Precisamente tras la apertura de esas tiendas el precio del dólar estadounidense se ha disparado en el mercado informal. Incluso las Casas de Cambio de divisas (CADECA) estatales ofrecen, supuestamente, el servicio de compra y venta de varias monedas extranjeras, entre ellas el dólar. Pero, aunque la compra siempre está habilitada, no sucede igual con la venta, dado que esos establecimientos no cuentan con una oferta estable y dependen, al parecer, de las sumas que otros clientes hayan cambiado previamente.

Como la mayoría de los cubanos venden sus dólares en el mercado negro, en busca de un mejor precio, en diversos pueblos cubanos rara vez es posible comprarlos en el lugar establecido oficialmente para este fin.

Tras la denuncia de Odalis Jaramillo Arabí, varios comentarios en el foro corroboraron lo dicho por ella.

Verónica Vega aseguró: “No hay sentido de lo que es el respeto básico al cliente para establecer estructuras de intercambio que permitan desarrollo. Por Dios, no saben ni mantener los protocolos”.

En tanto, Yvette Sánchez advirtió a la afectada: “Prepárate a esperar. El dinero en el banco increíblemente no es tuyo. Solo lo tienen en papelito o tarjeta.”

Mientras, Leslie Tirado se limitó a apuntar: “Gracias por alertar”.