El argentino logra su primer premio The Best tras imponerse al holandés Van Dijk y a Cristiano Ronaldo, ausente en Milán

 

Lionel Messi tras ganar el The Best. AFP.

 

Por FRANCISCO CABEZAS / El Mundo.-

Leo Messi tiene 32 años. Es uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos. Si no el mejor. En Argentina, anestesiados aún por Maradona, todavía se le reprocha que no haya conquistado el Mundial. En Barcelona, mientras, rezan por que nunca tuerza el gesto. Por que nunca se incomode. Hay pavor ante una huida a destiempo. Y también ante un final que el propio delantero niega donde debe. Mientras los analistas y los apostantes auguraban que el central del Liverpool Virgil van Dijk sería reconocido como el mejor futbolista del mundo -bajo el recuerdo del Balón de Oro de Cannavaro en 2006-, quien recogió en la Scala de Milán su primer premio The Best de la FIFA fue Messi. Cristiano Ronaldo, su eterna némesis, tanto en los campos como en los escenarios, se quedó en Turín. La Juventus informó de una lesión. Megan Rapinoe, campeona del Mundial de Francia con Estados Unidos, azote de Donald Trump, fue premiada como la mejor jugadora del año. “Podemos utilizar el fútbol para cambiar el mundo”, reivindicó.

Los argumentos acumulados por Messi entre julio de 2018 y julio de 2019, más allá del habitual derrumbe del Barcelona en la Champions -el último en Anfield-, eran como siempre contundentes. Una rutina celestial. El delantero propició que el equipo azulgrana ganara la Liga española (la décima de La Pulga en 15 temporadas) gracias a sus 36 goles y 15 asistencias (51 tantos y 22 pases de gol en todas las competiciones). Conquistó además su sexta Bota de Oro. Menos fortuna tuvo con Argentina, que quedó apeada en semifinales de una Copa América en la que Messi concluyó expulsado y sancionado. O en la final de la Copa del Rey, donde el Barcelona fue derrotado por el Valencia en el Villamarín.

A Cristiano Ronaldo no le bastó con el Scudetto con la Juventus. Tampoco sus 43 goles en su estreno con la Vecchia Signora o el haberse llevado con Portugal la primera Liga de Naciones.

SIN PREMIOS DESDE 2015

Hacía ya demasiado tiempo que Messi vivía apartado de este tipo de reconocimientos. Ganó el quinto y último de sus Balones de Oro en 2015. Las deficientes actuaciones del Barcelona en la Liga de Campeones fueron pasándole factura mientras sus rivales, especialmente Cristiano Ronaldo, engordaban sus vitrinas. El portugués se llevó el premio de France Football en 2016 y 2017, y el de 2018 fue para Luka Modric. En buena parte, gracias a su actuación con Croacia en el Mundial de Rusia.

TODOS LOS PREMIOS

  • Mejor jugador: Lionel Messi (ARG/Barcelona)
  • Mejor jugadora: Megan Rapinoe (EEUU)
  • Mejor portero: Alisson Becker (BRA/Liverpool)
  • Mejor portera: Sari van Veenendaal (HOL/Atlético )
  • 11 masculino: Alisson (BRA/Liverpool) – Ramos (ESP/R.Madrid), Van Dijk (HOL/Liverpool), De Ligt (HOL/Ajax y después Juventus), Marcelo (BRE/Real Madrid) – Modric (CRO/R.Madrid), De Jong (HOL/Ajax y Barcelona), Hazard (BEL/Chelsea y R.Madrid) – Messi (ARG/Barcelona), Mbappé (FRA/PSG), Cristiano (POR/Juventus)
  • 11 femenino: Sari Van Veenendaal (HOL/Arsenal y Atlético ) – Bronze (ENG/Lyon), Renard (FRA/Lyon), Nilla Fischer (SWE/Wolfsburgo y Linkopings), O’Hara (USA/Utah Royals) – Henry (FRA/Lyon), Julie Ertz (USA/Chicago), Lavelle (USA/Washington) – Marta (BRA/Orlando), Alex Morgan (USA/Orlando), Rapinoe (USA/Reign FC)
  • Entrenador de un equipo masculino: Klopp (Liverpool)
  • Entrenador de un equipo femenino: Jill Ellis (EEUU)
  • Trofeo Puskas al mejor gol: Daniel Zsori (Debrecen/HUN)
  • Premio al Juego Limpio: Marcelo Bielsa y Leeds United

Acostumbran los futbolistas a repetir que los premios individuales les traen sin cuidado, por ello acostumbran a recordar a los compañeros que les acompañan en el camino. Así volvió a hacerlo Messi en la noche milanesa, mientras se emocionaba mirando a la butacas donde se encontraban dos de sus tres hijos, Thiago y Mateo. Ciro se quedó en casa. “Esto no tiene precio”, dijo el argentino. Siendo el fútbol un deporte colectivo, semejantes galardones no deberían tener tanta repercusión. Pero el negocio manda. Más aún, el orgullo propio. El The Best, votado por capitanes y entrenadores de todas las selecciones nacionales de las federaciones afiliadas a la FIFA, se concede desde el año 2016, cuando el máximo rector del fútbol internacional rompió su alianza con France Football y su Balón de Oro. Cristiano (2016 y 2017), y Modric (2018) lograron hacer coincidir ambos reconocimientos en los tres últimos años.

UN 11 IDEAL CONTROVERTIDO

La elección del 11 ideal de la FIFA provocó cierta controversia. Sergio Ramos, Marcelo y Modric, pese a la deficiente temporada del Real Madrid, acompañaron al meta Alisson, a los centrales Van Dijk y De Ligt, al ahora azulgrana De Jong, al ahora madridista Hazard, además de a CristianoMessi y Mbappé.

Jürgen Klopp cumplió los pronósticos gracias a la Champions League conquistada en el Bernabéu. Superó el técnico alemán en las votaciones a Mauricio Pochettino, precisamente su rival en la final continental, y a Pep Guardiola, que fue quien le arrebató la pasada Premier League tras una lucha titánica por el título.

Alisson, Ramos, Mardelo, De Jong y Messi