La empresa en la que ocurren las irregularidades./ DDC.-

 

 

Los que han reclamado han sido calificados de ‘contrarrevolucionarios’ y amenazados por oficiales del Ministerio del Interior.

 

MANUEL GUERRA PÉREZ para DDC. Ámsterdam 

—La Dirección Provincial de Áreas Verdes de La Habana lleva cuatro meses con irregularidades en el pago del salario a unos 160 trabajadores, informaron afectados.

Los problemas comenzaron en agosto, cuando los empleados recibieron los pagos fuera de los días establecidos.

Una fuente vinculada a la empresa, que pidió mantenerse en el anonimato, dijo que el día 10 de cada mes se deben pagar los salarios básicos, de unos 480 pesos (CUP), y el día 20 el salario de la producción, que puede superar los 2.000CUP.

La empresa, ubicada en el Cerro, tiene contratos con entidades de la capital para chapear áreas verdes, barrer, sembrar, podar árboles, limpiar zonas públicas o pertenecientes a centros estatales.

En el foco de atención de los trabajadores se encuentra su director, Alexander Zorrilla Torreblanca, quien —aseguran— no da respuesta clara sobre el problema de los salarios.

Según la fuente, Zorrillo Torreblanca atribuye las irregularidades y los atrasos al director provincial de Comunales, Onelio Ojeda López. Ambas entidades mantienen un estrecho vínculo.

La indignación de los trabajadores llegó a su punto más álgido el pasado 1 de diciembre, cuando no recibieron el salario básico como les habían prometido.

Una docena de ellos protestó airadamente. A la empresa acudieron funcionarios del Gobierno, la Policía y dos altos oficiales del Ministerio del Interior, indicó la fuente.

Los trabajadores que protestaron fueron techados de contrarrevolucionarios y amenazados en una reunión ante el resto de los empleados, indicó una asistente.

“El mes pasado dijeron a los trabajadores que el salario básico sería pagado junto con el de producción el día 20. Eso no ocurrió y el pago fue aplazado nuevamente el 1 de diciembre”, aseguró la fuente.

Los trabajadores han protestado también por descuentos de alrededor de un 8% en sus salarios de producción, que no comprenden. En las últimas semanas varios han pedido la baja de la empresa.

El director de la empresa comentó a los empleados que en enero deben solucionarse los problemas.

En el momento de publicar este reportaje ya habían recibido el pago correspondiente a diciembre, pero no el de la deuda pendiente.