Por Allen Zhong / The Epoch Times | 26 de diciembre de 2020.-

—El presidente Donald Trump dijo que la Corte Suprema de los Estados Unidos no abordó adecuadamente el fraude electoral masivo .

“La Corte Suprema de los Estados Unidos ha sido totalmente incompetente y débil en el fraude electoral masivo que tuvo lugar en las elecciones presidenciales de 2020”, escribió en una publicación de Twitter el sábado por la mañana.

“Tenemos PRUEBA absoluta, pero ellos no quieren verlo, no ‘de pie’, dicen. ¡Si tenemos elecciones corruptas, no tenemos país! ” añadió.

La Corte Suprema no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.

Recientemente, varios movimientos realizados por el tribunal más alto de Estados Unidos frustraron al presidente y sus aliados.

La Corte Suprema, con cinco jueces conservadores y tres de ellos nombrados por Trump, rechazó la propuesta de Texas de impugnar los resultados de las elecciones de 2020 en cuatro estados de batalla.

En una orden del 11 de diciembre , los jueces denegaron la solicitud de Texas de demandar a Pensilvania, Georgia, Michigan y Wisconsin, y opinaron que el estado de Lone Star carecía de capacidad legal —o capacidad— para demandar bajo la Constitución porque no ha mostrado un interés válido en intervenir en cómo otros estados manejan sus elecciones.

“Texas no ha demostrado un interés judicialmente reconocible en la manera en que otro estado lleva a cabo sus elecciones”, decía la orden ( pdf ). “Todas las demás mociones pendientes se descartan como discutibles”.

El caso ha sido considerado por la campaña de Trump y algunos republicanos como un caso con gran potencial.

“La Corte Suprema realmente nos decepcionó. ¡Sin sabiduría, sin valor! ” Trump tomó Twitter  el 12 de diciembre para expresar su frustración por la decisión.

En otro caso relacionado con las elecciones, el tribunal fijó una fecha límite dos días después del día de la toma de posesión presidencial, sin mostrar aparentemente ningún interés en tomar medidas significativas sobre el presunto fraude electoral.

La campaña de Trump presentó la demanda el 21 de diciembre impugnando tres fallos de la Corte Suprema de Pensilvania que “cambiaron ilegalmente” las leyes de votación por correo “inmediatamente antes y después de las elecciones presidenciales de 2020”. El equipo legal de Trump argumentó que esas decisiones judiciales se emitieron en violación del Artículo II de la Constitución y el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos, Bush v. Gore, que resolvió una disputa de recuento de Florida en 2000.

Junto con la petición de un auto de certiorari, el equipo legal presentó una solicitud al tribunal para acelerar el caso solicitando al tribunal superior del país que ordene a los funcionarios de Pensilvania responder antes del mediodía del 23 de diciembre.

Sin embargo, la Corte Suprema archivó el caso el 23 de diciembre y fijó la fecha límite del 22 de enero para rechazar la solicitud de la campaña para acelerar el caso.

Durante las últimas siete semanas, la campaña de Trump ha proporcionado evidencia que alega irregularidades en la votación y fraude, incluida la observación efectiva de las elecciones republicanas bloqueadas por los funcionarios electorales, los votos emitidos a nombre de personas fallecidas y las reglas relacionadas con las elecciones que se modifican sin pasar por las legislaturas estatales.

Si bien el sistema judicial se comportó principalmente de manera pasiva ante un presunto fraude electoral, el presidente instó a los estadounidenses a “detener el robo de las elecciones presidenciales” en un mensaje de video a la nación el 22 de diciembre.

“Los estadounidenses deben poder tener total fe en la confianza de sus elecciones. El destino de nuestra democracia depende de ello ”, dijo. “Ahora es el momento de que el pueblo estadounidense alce la voz y exija que esta injusticia se corrija de inmediato. Nuestras elecciones deben ser justas, deben ser honestas, deben ser transparentes y deben estar 100 por ciento libres de fraude ”.

El presidente también alentó a sus seguidores a sumarse a la manifestación en el Distrito de Columbia el 6 de enero, el mismo día en que se reunirá el Congreso para contar y certificar los votos electorales.

Women for America First, un grupo pro-Trump, está buscando un permiso para una reunión del 6 de enero en Freedom Plaza y Lincoln Memorial, informó WTOP .

“Nunca te rindas. Nos vemos a todos en DC el 6 de enero ”, escribió Trump en una publicación de Twitter el sábado por la mañana.

Janita Kan y Mimi Nguyen Ly contribuyeron al informe.