“Largos períodos de prisión para estas acciones ilegales contra nuestro gran país”, ha advertido. Trump avanzó el martes que estaba preparando la orden ejecutiva en cuestión, aunque no proporcionó detalles adicionales.

Asimismo, explicó que autorizó al Gobierno a detener a cualquier persona que destruyera o causara daños a monumentos o estatuas y amenazó con imponer penas de hasta diez años de cárcel para los manifestantes que incurrieran en estas acciones.

En este contexto, la Guardia Nacional de Estados Unidos anunció el despliegue de militares desarmados para apoyar con seguridad adicional la integridad de los monumentos de la ciudad de Washington.

Por otra parte, Trump ha informado de que, finalmente, ha cancelado su viaje a Nueva Jersey de este fin de semana para permanecer en Washington y asegurarse de que “la ley y el orden se hacen cumplir”.

“Los incendiarios, anarquistas, saqueadores y agitadores han sido detenidos en gran medida”, ha agregado en otro mensaje publicado en Twitter, donde ha hecho hincapié en que se llevará “ante la Justicia” a estas personas. De forma paralela, ha insistido en que hace “lo necesario” para mantener a las personas “seguras”.

FUENTE: EUROP