El presidente Donald Trump camina por el South Lawn para abordar el Marine One en la Casa Blanca en Washington el 18 de diciembre de 2019. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times).-

 

Por Jack Phillips / La Gran Epoca | 23 de Diciembre de 2020.-

—El presidente Donald Trump anunció el miércoles que vetará la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) porque no elimina la Sección 230, el escudo de responsabilidad civil que protege a las empresas de redes sociales.

“Desafortunadamente, la Ley no incluye medidas críticas de seguridad nacional, incluye disposiciones que no respetan a nuestros veteranos y la historia de nuestro ejército, y contradice los esfuerzos hechos por mi Administración para poner a Estados Unidos en primer lugar en nuestras acciones sobre seguridad nacional y política exterior”, dijo en un declaración. “Es un ‘regalo’ para China y Rusia”.

La NDAA, dijo el presidente, no hizo cambios en la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones a pesar de que tanto los republicanos como los demócratas han pedido que se derogue. Los conservadores han dicho que dicha sección permite a las empresas de redes sociales como Twitter y Facebook participar en la censura de opiniones disidentes, y algunos progresistas han dicho que la ley no toma en cuenta el “discurso de odio” publicado en esas plataformas.

Pero Trump dijo que la ley de 1996 “debe ser derogada” ya que permite “la propagación de desinformación extranjera por Internet”, lo cual la convierte en una “seria amenaza para nuestra seguridad nacional e integridad electoral”.

Luego de que Trump amenazara con vetar el proyecto de ley, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), dijo que está preparado para anularlo en el Senado. La NDAA se aprobó a principios de este mes con un apoyo bipartidista abrumador.

“En el caso de que el presidente haya vetado el proyecto de ley y la Cámara haya votado para anular el veto, el Senado tendría la posibilidad de procesar una anulación del veto en ese momento”, dijo el republicano de Kentucky alrededor de la 1:45 a.m. del martes. “El líder demócrata y yo hemos acordado una petición unánime de la siguiente manera: el Senado se reunirá para sesiones pro forma solo hasta el 29 de diciembre, cuando volveremos a la sesión”, anunció McConnell en el pleno.

McConnell dijo anteriormente que el proyecto de ley refuerza al ejército contra adversarios como Rusia y el Partido Comunista Chino (PCCh).

Sin embargo, el presidente dijo que la NDAA va directamente en contra de sus posturas sobre política exterior, específicamente, sus esfuerzos por traer a las tropas estadounidenses de regreso de Afganistán, Corea del Sur y Alemania.

“Esta política no solo es mala, sino inconstitucional”, escribió. “El Artículo II de la Constitución convierte al Presidente en Comandante en Jefe del Ejército y la Marina de los Estados Unidos y le confiere el poder ejecutivo. Por lo tanto, la decisión sobre cuántas tropas desplegar y dónde, incluso en Afganistán, Alemania y Corea del Sur, recae en él”.

El presidente también se opuso a cambiar el nombre de ciertas instalaciones militares que tienen un significado histórico.

“Mi administración respeta el legado de los millones de hombres y mujeres estadounidenses combatientes que han servido con honor en estas bases militares y que, desde estos lugares, han luchado, sangrado y muerto por su país”, escribió Trump. “Desde estas instalaciones, hemos ganado dos Guerras Mundiales. Yo he sido claro en mi oposición a los intentos por motivación política como este para borrar la historia y deshonrar el inmenso progreso por el que nuestro país ha luchado para hacer realidad nuestros principios fundacionales”.

A principios de semana, el senador John Thune (R-S.D.), el republicano número 2 en la cámara alta, dijo que podría tomar varios días pasar por el proceso legislativo luego de que Trump veta el proyecto de ley.

“Tomará más de un día si tenemos objeciones y creo que probablemente las tengamos. Entonces, la pregunta es, si la Cámara, si ellos lo anulan, entonces (…) tendremos que prepararlo, y eso puede llevar algunos días hacerlo”, dijo Thune a los periodistas.

El comentario se produjo luego que el senador Rand Paul (R-Ky.), quien votó en contra del proyecto de ley de USD 732,000 millones, dijo que trabajaría para frenar la votación luego del veto de Trump.

“Me opongo mucho a la guerra de Afganistán, y les he dicho que volveré para tratar de evitar que anulen fácilmente el veto del presidente”, dijo Paul. Fuente: The Epoch Times en español