Conferencia de autoridades del MINSAP cubano. OMS.-

 

Pese a que el Gobierno insiste en que sus reportes son veraces y creíbles, los hechos dicen otra cosa.

DDC, Madrid 

—A pesar de que el Gobierno de Cuba insiste en que sus reportes sobre la situación epidemiológica causada por el Covid-19 son veraces y creíbles, abundan los ejemplos que demuestran que la información divulgada falsea los casos y oculta la gravedad de los brotes.

La pasada semana, en su parte oficial, el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) informó de la existencia de 11 ciudadanos rusos que habían dado positivo a la enfermedad. La nota aseguró que ese grupo estaba compuesto por “residentes en el municipio Morón”, en Ciego de Ávila.

Aunque ese reporte coincidió con el arribo de más de 400 turistas rusos horas antes al Aeropuerto Jardines del Rey de Cayo Coco, del propio municipio, la nota oficial despertó la sorpresa y las dudas entre diversas personas.

“No sabía que había tantos rusos en Morón, es mentira. Fueron los rusos que entraron al Cayo, basta de mentir”, reclamó una usuaria identificada como YaiPF en el muro de Facebook del canal local Televisión Avileña.

“Una vez más informaciones camufladas y a medias tintas, al borde del falseo. Como muchas veces en estos últimos meses, las personas en sus comentarios son más claros y veraces que los propios medios de prensa locales. El país entero sabe del inicio de las operaciones de vuelos con turistas rusos a los cayos del norte, y entonces, milagrosamente la TV Avileña destapa la noticia del asentamiento de una comunidad rusa en Morón hasta hoy no conocida por los propios residentes del municipio”, se quejó a su vez el usuario José Androv BO.

Apenas a fines de octubre el MINSAP reportó un brote del virus en Caimito, Artemisa, y aunque no ofreció otros detalles, la edad de los enfermos y que todos tuvieran el mismo número de contactos, hizo sospechar que se trataba de un centro docente interno.

Ello fue corroborado el mismo 23 de octubre por la publicación oficial Periódico Artemisa en su muro de Facebook, cuando a la petición de detalles de una forista, respondió: “Solo sabemos que están relacionados con la Escuela de Cadetes”; o sea, la Escuela Interarmas Antonio Maceo, una de las mayores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en todo el país.

Pero un día después la publicación borró su comentario. Por su parte, el MINSAP solo reportó en los días posteriores pocos casos más del brote de Caimito y ninguno nuevo en todo noviembre. Ello, aunque en el parte oficial se aseguró de inicio que los enfermos tenían cada uno 189 contactos.

Asimismo, acerca del brote en la prisión de Canaleta, en Ciego de Ávila, que suma más de 200 casos confirmados desde que el periódico oficial Invasor de esa provincia reconociera su existencia, el MINSAP no ha ofrecido detalles. Solo a través de la prensa local se ha conocido escuetamente sobre la situación allí existente.

Esa práctica de ocultamiento y manipulación de la información ha sido flagrante con los casos de médicos en “misiones oficiales” que regresan a Cuba infectados.

En septiembre, un médico cubano que retornó de Venezuela y un trabajador del sistema de salud de la Isla estuvieron entre los casos de Covid-19 registrados en La Habana, aunque esa precisión no la dio el MINSAP, sino el periódico oficial Tribuna de La Habana, al reseñar una reunión del Consejo de Defensa Provincial.

El Ministerio estuvo reportando casos de la enfermedad de cubanos provenientes de Venezuela hasta inicios de agosto. Después de esa fecha, cuando sumaban decenas los nacionales contagiados con origen en esa nación sudamericana, las autoridades sanitarias dejaron de detallar el país de procedencia de los casos con origen en el extranjero.

A la desinformación se suman los medios oficiales, en su mayoría incapaces de ofrecer detalles sobre la situación epidemiológica, que los cubanos reclaman constantemente para protegerse.

La semana pasada, el usuario Yudanis Rodríguez escribió en el muro de Facebook del periódico oficial de Pinar del Río Guerrillero: “Llevo días preguntando si los casos de Las Ovas es el mismo o son diferentes”, en referencia a un positivo reportado en el parte oficial diario en ese consejo popular de la ciudad cabecera.

A ello, la publicación se limitó a responder: “Saludos, no tenemos esa información hasta ahora. Puede escribir a la Dirección Provincial de Salud”.