Por Zachary Stieber / The Epoch Times | 2 de enero de 2021.-

—Un grupo de 11 senadores anunció el sábado que desafiarán los votos electorales durante la sesión conjunta del Congreso del 6 de enero .

“América es una República cuyos líderes son elegidos en elecciones democráticas. Esas elecciones, a su vez, deben cumplir con la Constitución y con las leyes federales y estatales ”, escribió el grupo en un comunicado conjunto.

“Cuando los votantes deciden de manera justa una elección, de conformidad con el estado de derecho, el candidato perdedor debe reconocer y respetar la legitimidad de esa elección. Y, si los votantes optan por elegir a un nuevo funcionario, nuestra Nación debería tener una transferencia pacífica del poder. La elección de 2020, como la elección de 2016, fue muy reñida y, en muchos estados indecisos, se decidió por un estrecho margen. Las elecciones de 2020, sin embargo, presentaron acusaciones sin precedentes de fraude electoral, violaciones y aplicación laxa de la ley electoral y otras irregularidades en la votación “.

Las acusaciones de fraude e irregularidades en las elecciones de 2020 “superan a cualquiera de nuestras vidas”, agregó el grupo, y señaló que los tribunales, incluida la Corte Suprema, se han negado repetidamente a escuchar pruebas de presunto fraude.

Los senadores dijeron que el Congreso debería nombrar inmediatamente una Comisión Electoral, con plena autoridad investigadora y de determinación de hechos, para realizar una auditoría de emergencia de 10 días de los resultados electorales en los estados en disputa. Una vez completado, los estados evaluarían los hallazgos de la comisión y convocarían una sesión legislativa especial para certificar un cambio en su voto, si fuera necesario.

“En consecuencia, tenemos la intención de votar el 6 de enero para rechazar a los electores de los estados en disputa como no ‘entregados regularmente’ y ‘legalmente certificados’ (el requisito legal), a menos y hasta que se complete la auditoría de emergencia de 10 días”, dijo el grupo. .

El grupo incluye a los senadores Ted Cruz (R-Texas), Ron Johnson (R-Wis.), James Lankford (R-Okla.), Steve Daines (R-Mont.), John Kennedy (R-La.), Marsha Blackburn (R-Tenn.) Y Mike Braun (R-Ind.).

Los senadores electos Cynthia Lummis (R-Wyo.), Roger Marshall (R-Kan.), Bill Hagerty (R-Tenn.) Y Tommy Tuberville (R-Alabama) también planean unirse. Jurarán el domingo, varios días antes de la sesión conjunta.

La sesión es el paso final en el sistema del Colegio Electoral para certificar a un presidente electo. La sesión, que se lleva a cabo dos semanas antes del día de la inauguración, ve al vicepresidente, como presidente del Senado, presidir a los miembros del Congreso que cuentan los votos electorales.

Se permiten objeciones si están por escrito y cuentan con el apoyo de al menos un representante y al menos un senador. Si se cumplen las condiciones, las objeciones desencadenan la retirada de la sesión conjunta y un debate de dos horas. Las cámaras luego votan sobre la objeción. Se mantiene con mayoría de votos en

cada cámara.

Foto de La Gran Época
El presidente Donald Trump (izq.) Y el candidato presidencial demócrata Joe Biden en fotografías de archivo. (Foto AP; Getty Images)

Según un recuento de La Gran Época, 40 representantes planean oponerse a los votos electorales. Ahora se les unen 12 senadores. El senador Josh Hawley (R-Mo.) Esta semana fue el primer senador en anunciar planes para objetar.

“No puedo votar para certificar los resultados del colegio electoral el 6 de enero sin mencionar el hecho de que algunos estados, particularmente Pensilvania, no siguieron sus propias leyes electorales estatales”, escribió Hawley en un comunicado el 30 de diciembre.

Los demócratas han criticado los planes, alegando que las circunstancias eran diferentes cuando intentaron objetar en 2017 y lograron lanzar uno en 2005.

El senador Chris Van Hollen (D-Md.) Dijo en CNN que las acciones de Hawley estaban socavando el proceso democrático y calificó la objeción planificada como un “truco imprudente”.

El equipo del candidato presidencial demócrata Joe Biden restó importancia a los planes y calificó el conteo de votos como “simplemente una formalidad”.

Y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.) Dijo que confía en que Biden tomará posesión del cargo el 20 de enero.

El grupo de senadores republicanos reconoció el sábado que la mayoría, si no todos los demócratas, y “quizás más de unos pocos republicanos”, no votarán para sostener las objeciones.

“Pero el apoyo a la integridad electoral no debería ser un tema partidista”, agregaron. “Una auditoría justa y digna de crédito, realizada con prontitud y completada mucho antes del 20 de enero, mejoraría drásticamente la fe de los estadounidenses en nuestro proceso electoral y mejoraría significativamente la legitimidad de quien se convierta en nuestro próximo presidente. Se lo debemos a la gente “.