Cola ante un banco de Santiago de Cuba. / DDC.-

La grabación coincide con un aumento de las publicaciones sobre el tema en páginas oficiales.

DDC, La Habana 

Un audio en el que una mujer, al parecer economista, habla de un supuesto seminario para la pronta unificación monetaria en Cuba ha activado la alarma en la Isla.

La grabación ha circulado a través de aplicaciones como Whatsapp y Telegram. La mujer que habla —no identificada— afirma que el seminario fue impartido “para todo el sistema empresarial”, especula que la posible arrancada de la unificación podría darse el 1 de octubre, dice que el Gobierno dará seis meses a los cubanos para deshacerse de todos sus pesos convertibles (CUC) y que desaparecerán los subsidios.

“He escuchado el audio que dice que ‘dentro de pronto’ se implementaría retirada del CUC, devaluación del CUP frente al USD y alza de precios y salarios”, escribió el economista Pedro Monreal en Twitter. “Desconozco si es buena información, pero se parece mucho a lo que había circulado desde 2019. Es una oportunidad para debatir”, añadió.

En los comentarios al tuit de Monreal, un usuario identificado como DCruz1990 comentó: “El audio parece provenir de alguna ‘cuadro’ del Gobierno o alguna empresa, ella hace un resumen de un taller que se dio en 2019 sobre todas esas cuestiones. ¿Recuerdas eso del ‘día 0’? Lo que pasa es que llegó el Covid-19 y paró todo”.

“Los talleres se están repitiendo desde hace unas semanas a todos los cuadros”, respondió el usuario Pavel Milanés Costa. “Ese audio comentó algunas cosas de las que me contaron se están en estos dando talleres”.

Las distintas versiones indicarían que desde hace meses el Gobierno prepara a los funcionarios para el salto.

Fuentes consultadas por DIARIO DE CUBA en la Isla confirmaron reuniones realizadas en los últimos meses de 2019 para un plan que supuestamente las autoridades querían echar a andar en marzo de este año. Escuchando el sonido de fondo del audio recién filtrado, algunos han especulado que se trata de una grabación del 27 de agosto último.

Una fuente en Santiago de Cuba, por otra parte, dijo haber asistido a una reunión realizada en el Teatro Heredia, en la que especialistas del Banco Central de Cuba habrían explicado aspectos la reforma financiera, y manejado varias fechas como “día cero” para eliminar el peso convertible (CUC), entre ellas el 1 de noviembre de 2020.

Ciertos o no, los rumores y la preocupación de los cubanos que guardan ahorros en CUC ya han provocado largas colas en los bancos y cajeros electrónicos de Santiago de Cuba, según reportan periodistas de DIARIO DE CUBA en esa provincia.

Seis meses para cambiar los CUC

En el audio la mujer —supuestamente una funcionaria— explica que, aunque aún no está decidido, “los ejemplos utilizados en el seminario hablan de un tipo de cambio de 20 pesos cubanos por un CUC”, por debajo del cambio vigente, de 24 pesos cubanos por CUC.

“La fecha de entrada en vigor todavía no está precisada, pero por el esquema de tareas y la forma en que explicaron cuándo lo iban a probar, que las normas, las leyes, todo está escrito ya, que va a salir en la Gaceta Oficial dentro de pronto (sic.), nosotros pensamos que a más tardar para el 1 de octubre se ponga en vigor, porque todo se refería al día primero del mes X, y está el cierre del trimestre en septiembre”, dice.

Precisa que las autoridades darían “seis meses para que las personas vayan cambiando su dinero a la tasa de cambio actual, a 24”. Luego se establecería la tasa de 20×1.

Asimismo, menciona una subida del salario de los trabajadores del sistema empresarial estatal. “Según el estudio que se hizo, la canasta básica (los productos de la libreta) va a tener un valor estimado de 1.528 pesos (…) porque se van a eliminar los subsidios”, dice. El “salario escala mínimo” de un trabajador sería de esa misma cifra. El máximo lo determinará la empresa, explica.

“La parte mala es que también van a aumentar los precios de los productos”, señala la mujer. Algunos productos como ciertos medicamentos permanecerían subsidiados y también servicios como la electricidad, pero no los uniformes escolares, por ejemplo.

La aparición del audio coincide con un aumento de las publicaciones en páginas oficiales sobre temas relacionados con la unificación monetaria, un plan del cual el Gobierno lleva hablando más de diez años y que los economistas consideran imprescindible para el avance del país.

“Este empuje mediático oficial del tema puede ser el anuncio de que la medida está en punta, como se dice, y va calentando los motores. Y esta voz puede, podría, ser una garganta profunda divulgando elementos reales. Puede que sí, puede que no”, escribió el comentarista Carlos Pereyra en la página en internet Progreso Senamal.

La grabación aparece también después de sucesivas medidas que debilitan al CUC, una moneda con 26 años de circulación y que el Gobierno equipara al dólar pero solo tiene valor dentro de Cuba. Entre ellas, la apertura de tiendas de electrodomésticos y productos de primera necesidad estrictamente en moneda libremente convertible.

Largas colas en las entidades bancarias de Santiago de Cuba

La preocupación de la población está dada por la desconfianza en la estrategia económica del Gobierno después de décadas de experimentos fallidos.

Periodistas de Diario de Cuba en Santiago han reportado personas haciendo cola de madrugada frente a bancos para “alcanzar turno”, preocupadas por sus ahorros en CUC.

Jorge Luis Perdomo, un usuario consultado, dijo a DIARIO DE CUBA que el problema estriba en la poca confiabilidad que ofrece el proceso, dado el historial errático del Gobierno.

Para Raquel Despaigne, lo que acontece por estos días “es el resultado del secretismo y la falta de transparencia con que manipulan la función y el poder adquisitivo de una moneda (el CUC) que primero presentaron como la salvadora y ahora como el villano de la economía”.

Según Despaigne, “mientras en público se aboga por terminar con la dualidad monetaria, en privado (las autoridades) indican a los militantes del Partido solicitar a nombre de los trabajadores establecer una tasa de cambio del uno por uno, como receta para ayudar al Gobierno a detener la inflación, reducir el circulante y reanimar la economía”.