Anciana con su nieto a la que un policía le revisa sus pertenencias.
(NOSOTROSCUBA/FACEBOOK).

 

 

DDC | Madrid.-

—Las redes sociales se han convertido en fuente de información y denuncia. Esta semana el foco ha estado en Twitter, con temas como #ApagónETECSA, una etiqueta que usan los cubanos para anunciar los fallos en el servicio de datos móviles. Las quejas continuaban a pesar de que la empresa estatal dio por solucionado el incidente este lunes.

“Aquí estamos de nuevo @Cubacel_ETECSA y @ETECSA_Cuba y ustedes siguen sin respetarnos.  Nos mienten, nos roban, nos ocultan información. El #ApagónEtecsa sigue y allá arriba continúan sordos al reclamo que ya cumple tres meses. Es sábado, día de decir: #BajenLosPreciosDeInternet”, escribe la periodista Luz Escobar.

Otro tema que ha causado polémica ha sido la pifia del periódico oficialista Trabajadores, quien compartió en su cuenta de Twitter un mensaje sobre las graves consecuencias de los incendios que afectan la Amazonia, con imágenes erróneas donde aparecen orangutanes y koalas, despertando la ira y las burlas de los internautas. Más de 1540 personas han reaccionado a este tuit. “¡Salven a las ballenas de la selva amazónica!”, bromeó un tuitero.

Para poner broche de oro, el sitio oficial de la Presidencia de Cuba invitó a los ciudadanos a lo que denominó “Pensar como país”, que convocó a compartir “opiniones al respecto” de una serie de preguntas lanzadas por Díaz-Canel. Pero solo algunos cubanos pueden opinar. Muchos internautas se quejan de que sus opiniones no son aprobados en la web, lo que les ha hecho desviar sus comentarios a las redes sociales usando el tag propuesto por el oficialismo.

#PensarComoPaís es desterrar el Castrocomunismo, abolir la dictadura y llevarla ante los tribunales, y que responda por todos sus crímenes contra el pueblo cubano. Es apartar las consignas y ponerse a trabajar para dar de comer a un pueblo hambriento y falta de libertad y derechos”, escribió un tuitero que se hace llamar Indio Hatuey.

Otra etiqueta que suena entre los cubanos es #YoSíHabloDePolítica, impulsada desde Miami por el presentador Alexander Otaola y el grupo humorístico Los Pichy Boys.

La iniciativa surgió a raíz de que el reguetonero Lenier Mesa abandonara un programa de los humoristas, donde se proyectaron vídeos sobre la represión del régimen cubano. Muchos artistas se están sumando a dar sus opiniones políticas a través de este tag, porque “hablar de política es la única manera que tenemos de cambiar las cosas”, declaró en Twitter Roberto San Martín.

Entre los tuits publicados circulan varios vídeos de abusos policiales, como uno donde varios agentes golpean a ciudadanos y los intimidan con perros.

Sin embargo, el tema que más nos ha impactado viene de Facebook, se trata de una publicación que ha indignado a los internautas por la dureza del relato. Publicada por la página NosotrosCuba, con 1112 comentarios y 1980 reacciones, esta historia de abuso policial ha sido compartida unas 1542 veces en la red social.

“No hay peor astilla que la del mismo palo”, así se titula el texto que acompaña a una foto de un policía revisando un saco que lleva una señora mayor que va con un niño.

El hecho, según cuenta la publicación, ocurrió el 5 de agosto —aunque ha sido publicado este pasado 25— a las tres de la tarde, en el Parque de la Fraternidad. “Una señora de la tercera edad y su nieto son llamados de forma irrespetuosa por un agente del orden (policía), me quede cerca para ver el desenlace de aquel mal comienzo…”

“Oye tú, si tú, ven acá déjame ver que tu llevas ahí…”, dijo el policía y “le arrebato la bolsa” que traía la anciana en sus manos y comenzó a sacar su contenido hacia el suelo, “contenido que como pude apreciar eran pertenencias de ella y su nieto. En un acto de proteger lo suyo, el niño toma del suelo una chancleta de su pertenencia y la sostiene en su mano”, describe el texto.

“Entonces el policía pregunta… ¿De dónde ustedes vienen? La señora responde… ¡De Oriente, mijo! Vengo con mi nieto a pasarnos unos días de las vacaciones con mi hijo que vive aquí”, replicó el policía, que por su acento también era de las provincias orientales, detalló la publicación. “De Oriente no se viene con toda la ropa metida en un saco de cemento vacío”, dijo el oficial.

“La anciana trata de explicarle que no tenía donde traer sus pertenencias y que no todos en Cuba tienen un maletín.”

“Desde el punto de vista político este agente se comportó cínica e injustamente como un esbirro, tratando irrespetuosamente a dos ciudadanos totalmente inocentes que transitaban de forma normal por un lugar altamente concurrido, sin estar ejerciendo ninguna alteración del orden, y aun cuando les lanzo todas sus pertenencias al suelo estas personas no le faltaron al respeto, pero aun así siguió tratándoles como basura.”

“El policía se fue alardeando con su compañero. La señora recogió sus pertenencias del suelo, tomó a su nieto de la mano y se marchó, no pasó nada y por eso precisamente seguirá sucediendo esto todos los días…”, concluye el texto, que exhorta a denunciar cada atropello policial que sucede en la Isla.