Cocción eléctrica en un hogar de Cuba. / CADENA AGRAMONTE.-

Nuevamente se insta a los cubanos a ahorrar energía para evitar los molestos cortes del servicio.

DDC, La Habana 

—Las autoridades cubanas advirtieron que los gobiernos de varias provincias han tenido que “reajustar los planes en los servicios estatales” debido a que ocurrió un sobregiro de un 4% en el consumo eléctrico planificado hasta la fecha.

El Consejo Energético Nacional informó que desde el inicio del presente mes “el consumo de electricidad ya mostraba una tendencia al crecimiento”, por lo que se consumieron más de 39.000 megawatt/hora (MWH) por encima de lo previsto, indicó el diario oficial Granma.

Tatiana Amarán Bogachova, viceministra de Energía y Minas, dijo que “aunque sabemos es improbable que para finales de este mes logremos ahorrar lo necesario y recuperar esa energía utilizada, la estrategia es hacer todo lo necesario para enmarcarse”.

Las únicas provincias que cumplen con el consumo acumulado hasta el 18 de agosto son Artemisa, Las Tunas y Granma, mientras que La Habana y Villa Clara son las que más sobreconsumo presentan, dijo la funcionaria.

En Villa Clara, donde el sobregiro implicó el gasto de 800 toneladas extra de combustible, las medidas de ahorro han afectado ya a las empresas estatales.

Armando Hernández Pedroso, director provincial de la Oficina Nacional para el Uso Racional de la Energía (ONURE), indicó a esas entidades reducir el alumbrado en los horarios de 11:00AM a 1:00PM y entre 6:00PM y 10:00PM, así como desconectar los aires acondicionados y neveras, reportó el periódico oficial Juventud Rebelde.

Las restricciones, que han sido aplicadas en anteriores ocasiones en que la Isla ha visto reducida la disponibilidad de fuel oil para sus termoeléctricas, suponen además reducir el funcionamiento de los centros estatales, exceptuando a las entidades claves de la economía.

Según el discurso oficial, las restricciones sobre el sector estatal buscan “proteger a la población de los apagones“, pero los cubanos no están excluidos del llamado generalizado a incrementar el ahorro.

El miércoles, la estatal Unión Eléctrica divulgó en su perfil en Twitter varios mensajes instando a los cubanos a ahorrar que recibieron respuestas molestas de usuarios de la Isla.

“Si, que la teta que le chupan a Venezuela se secó. Mientras, se pusieron a venderle a la gente electrodomésticos y ahora quieren que ahorren. ¿Los ministros apagan los aires de sus casas? ¿Y por qué joden quitándole la corriente a los barrios más humildes?”, cuestionó el usuario Bloqueo Interno.

A ello, la Unión Eléctrica respondió: “Reducir el consumo significa disminuir también la demanda de financiamiento en divisas para adquirir combustible, que tan difícil se nos hace. Esta es una tarea que demanda disciplina y conciencia de nuestro pueblo, y el pueblo somos todos”.

“Opino que deberían hacer menos hoteles y con ese dinero van a comprar mas petróleo o construir parques solares o eólicos. Verán cómo se resuelve todo”, ripostó Richard cubano.

El profesor jubilado Moisés Leonardo Rodríguez se sumó: “Si, los ciudadanos a apagar sus ventiladores para que la cúpula y los militarotes gerentes y todos los dirigentes puedan disfrutar de sus aires acondicionados centrales, sus consolas y toda su riquezas sin interrupciones de servicio”.

El propio diario Granma publicó en días recientes un texto del máster en Ciencias Severino Santana, director de la ONURE en Pinar del Río, quien sugirió cocinar, planchar y lavar la ropa fuera de los horarios pico, además de descongelar los alimentos antes de cocinarlos, alejar las hornillas de las corrientes de aire y desconectarlas unos minutos antes de terminar de cocinar para aprovechar el calor final, entre otras.

Según los medios oficiales, la situación de cuarentena que viven diversos territorios debido al rebrote de la pandemia del Covid-19, que hace que las personas permanezcan más tiempo en sus casas, de conjunto con el calor del verano, están entre los principales causantes del sobreconsumo actual.

Y aunque las autoridades insistan en que los apagones en el sector residencial son el último recurso a emplear, en los pasados días las redes sociales cubanas se inundaron con quejas por los reiterados cortes de energía breves y sin explicación ni advertencia previa que viven durante las noches los barrios de la capital.