El índice Nasdaq registró un aumento del 2,7% luego de acumular una caída de 10% en las últimas tres jornadas. El Dow Jones, índice de referencia, subió un 1,6%

Wall Street cerró al alza después de tres jornadas de pérdidas (EFE/Justin Lane)Wall Street cerró al alza después de tres jornadas de pérdidas (EFE/Justin Lane)

Las acciones de Wall Street repuntaron este miércoles después de tres sesiones de cierre a la baja, con las grandes empresas tecnológicas de nuevo en alza después de un retroceso.

En la jornada de cierre, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, terminó en 11.141,56, con una subida del 2,7 por ciento. El índice había bajado un 10 por ciento en los tres días anteriores.

Al término de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumó 439,58 puntos y se situó en 27.940,47 unidades gracias a cotizadas como Microsoft (4,26 %), Apple (3,99 %), Salesforce (3,77 %), Home Depot (2,88 %) o Caterpillar (2,77 %).

El selectivo S&P 500 ascendió un 2,02 % o 67,12 puntos, hasta 3.398,96 enteros; mientras que el Nasdaq progresó un 2,71 % o 293,87 puntos, hasta 11.141,56 enteros, recuperando parte de las fuertes pérdidas que le llevaron a entrar ayer en territorio de corrección.

Junto a Microsoft y Apple, subieron Amazon (3,77 %), Alphabet (1,60 %), Facebook (0,94 %) y Tesla (10,92 %), que en conjunto perdieron un billón de dólares de capitalización por las fuertes ventas del sector tecnológico en las últimas tres sesiones.

Todos los sectores corporativos terminaron en verde, encabezados claramente por el tecnológico (3,35 %), que según los analistas registró su mejor jornada desde finales de abril; así como el de los materiales básicos (2,58 %) y el de los bienes no esenciales (2,31 %).

Gregori Volokhine, gerente de cartera de Meeschaert Financial Services, dijo que el retroceso había sido demasiado indiscriminado en sus efectos. “No se puede poner a todas las empresas en la misma bolsa”, manifestó Volokhine, quien sostuvo que algunas valoraciones como la de Tesla se habían salido de control.

“No se puede decir que las ganancias de compañías como Apple y Microsoft hayan perdido realmente el vínculo con la realidad”, añadió.

La sede de la Bolsa de Valores de Nueva York (EFE)
La sede de la Bolsa de Valores de Nueva York (EFE)

Las acciones también se han visto presionadas en las últimas sesiones por el estancamiento de otro paquete fiscal de Estados Unidos para apoyar la economía y las crecientes tensiones comerciales con China. Estas han sido contrarrestadas en cierta medida por datos económicos mejores de lo esperado, incluyendo el sólido informe de empleo de Estados Unidos del viernes.

Inversores y analistas se planteaban este miércoles si la caída de las tecnológicas en los últimos días marca una tendencia a más largo plazo o si, por el contrario, supone solo un bache que era de esperar después del “rally” que habían protagonizado y que, en muchos casos, había hecho que el precio de las acciones se doblase o incluso se triplicase.

Pierre Veyret, analista de ActivTrades, indicó al Wall Street Journal que se teme una burbuja en el sector digital, que ha crecido con fuerza en el marco de la pandemia, y recordó que continúan las tensiones por el enfrentamiento comercial entre EEUU y China. “Creo que debemos empezar a anticipar una rotación, el impulso detrás de la tecnología va a disminuir”, comentó por su parte Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors, ya que la reapertura y la perspectiva de la vacuna contra el coronavirus resta atractivo a la dependencia tecnológica del confinamiento.

“Algunos sugieren que esto es el principio de otra liquidación dramática, similar a la de la primavera del 2000, cuando explotó la burbuja tecnológica. Yo lo dudo”, dijo al canal CNBC Kristina Hooper, la jefa de estrategia de mercado de la firma Invesco.

Según la analista, la caída de las tecnológicas no sería “tanto una corrección sino una digestión” después de que el Nasdaq se disparase en los últimos seis meses.

Mientras, el mercado no parecía inmutarse por el anuncio de la farmacéutica AstraZeneca, que ha decidido interrumpir un ensayo clínico para lograr una vacuna contra la COVID-19 porque uno de los participantes sufre “una enfermedad potencialmente inexplicable”.

El petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró con un alza del 3,5 %, hasta 38,05 dólares el barril (REUTERS/Angus Mordant)El petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró con un alza del 3,5 %, hasta 38,05 dólares el barril (REUTERS/Angus Mordant)

Por su parte, el petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró con un alza del 3,5 %, hasta 38,05 dólares el barril, en una recuperación parcial tras la fuerte pérdida del día anterior.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en octubre sumaron 1,29 dólares respecto a la sesión previa.

El petróleo de referencia estadounidense recuperó así parte de la fuerte caída del 7,6 % que había sufrido el martes, cuando se situó en su nivel más bajo en casi tres meses.

El aumento de los casos de coronavirus en varios países como Estados Unidos, España, el Reino Unido o la India ha pesado en el mercado petrolero, ante la expectativa de que la pandemia se alargue y tarden en recuperarse los niveles de demanda.

Con información de AFP y EFE