Las nuevas restricciones establecidas por la Administración Trump decretan el fin de los viajes de crucero a la Isla, entre otras medidas.